Una Navidad en Paz en todo el Universo
Síguenos en:

Una Navidad en Paz en todo el Universo

Edades:
A partir de 4 años
Una Navidad en Paz en todo el Universo Todo el Universo estaba en guerra. Los habitantes de todos los planetas llevaban décadas peleándose y haciéndose mil y una faenas con tal de que a los demás les fuera mal. No había dos bandos, sino decenas de ellos. Nadie se aliaba con nadie. Todos querían molestar a los demás.

La situación parecía no tener solución. Pronto se acabarían los recursos. Nadie tenía esperanza. Nadie tenía razón. Nadie sabía por qué hacía lo que hacía. Ni siquiera sabían por qué empezó todo, ni mucho menos por qué seguían en aquel enfrentamiento sin sentido.

Pero entonces pasó algo que lo cambió todo. Papá Noel, que se había escondido en un planeta deshabitado con todos sus duendes y sus renos, tuvo una idea.

-Tenemos que hacer algo, compañeros -dijo Papá Noel-. Se acerca la Navidad y puede que sea la última.

-No servirá de nada -dijo uno de los enanitos.

-Tenemos que intentarlo -dijo Papá Noel-. Puede que no tengamos otra oportunidad. El Universo se va al traste.

-¿Qué propones? -preguntó Rodolfo, el reno.

-Haremos disfraces navideños y los dejaremos caer por los diferentes planetas -dijo Papá Noel-. Luego, cargaremos el trineo de juguetes y pasearemos por el Universo, creando una estela que atraiga a todo el que lo vea hasta aquí, donde tendremos preparada una gran fiesta y daremos regalos a todos.

-Estás loco -dijo un duende.

-Situaciones locas necesitas de ideas locas para intentar encontrar algo de cordura -dijo Papá Noel-. Si no funciona, no habremos perdido nada más que el tiempo, tiempo que se nos agota.

-Me parece bien -dijo Rodolfo, el reno-. Al menos, nos divertiremos una última vez.

CUna Navidad en Paz en todo el Universouando en los diferentes planetas fueron apareciendo los disfraces navideños y sus habitantes se los fueron poniendo, la alegría rebrotó como un manantial entre las rocas. Los alienígenas mirando por instinto al cielo, donde encontraron el trineo de Papá Noel. Siguieron su estela y llegaron al planeta donde este se escondía. Al ver a sus enemigos un primer impulso ira quiso aparecer, pero no lo hizo. La alegría era tan grande que nadie se enfadó, nadie se peleó ni nadie estropeó la fiesta.

Después de aquella Navidad en Paz en todo el Universo se empezaron a buscar soluciones. Todavía tardaron algo de tiempo en entenderse, pero al menos la guerra cesó y la esperanza se hizo un hueco en el corazón de todos.
Puntuación media: 8,2 (210 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares