Todos somos únicos
Síguenos en:

Todos somos únicos

Edades:
A partir de 6 años
Todos somos únicos Cuenta una leyenda que un buen día los ángeles del cielo decidieron crear una isla que estuviera alejada en algún lugar de la Tierra donde vivieran un animal de cada especie y un ser humano de cada raza. Querían demostrar que todos podíamos convivir en paz y tranquilidad.

Tras juntarse todos los ángeles tardaron mil años, pero crearon un lugar especial llamado Isla de la Luz y allí fueron surgiendo poco a poco los diferentes tipos de animales, plantas y personas.

Como habían llegado todos a la vez decidieron hacer una fiesta de inauguración y conocerse para empezar a ser parecidos y vivir en paz. Para ello propusieron que cada uno incluyera una actividad a realizar ese día y alguna comida para llevar. Estando reunidos en una asamblea empezaron a surgir las ideas:

-Lo mejor será que todos nademos en primer lugar. Es algo muy bueno, nos despertaremos y ya será más fácil estar animados el resto del día -dijeron los peces.

-¿Qué estáis diciendo? -dijo en alto el león- Salir a pasear será lo primero además así conoceremos la isla.

-Yo que mejor podemos entrenar las subidas a los árboles. Las ardillas y nosotros los monos os podemos enseñar. Luego a los humanos ya se les ocurrirá alguna cosa para hacer mientras tanto -dijeron los primates.

Todo el mundo empezó a opinar a la vez y como no se ponían de acuerdo uno de los humanos dijo:

-¿Qué os parece si, en vez de pensar en hacer igual las actividades, intentamos organizar las comidas primero?

El resto de humanos aplaudieron. Ya tenían algo de hambre. Sin embargo, cuando se pusieron a plantear la comida, también surgieron diferencias. Unos decían que su raza no comía un determinado alimento, otros que eso nunca lo habían probado….

Parecía que estar todos de acuerdo y no discutir no iba a ser tan fácil en la Isla de la Luz. Los ángeles que lo veían desde el cielo se reunieron para pensar la fórmula para que todos pudieran convivir en paz. Cuando la tuvieron mandaron a un mensajero que les informó de lo siguiente:

-Todos somos únicosHola amigos, bienvenidos a la Isla de la Luz. Hemos pensado que, para que todos podáis vivir en paz, la clave no va a estar en que hagáis algo todos juntos igual, sino que descubráis qué os diferencia, qué os hace en definitiva ÚNICOS. Para ello en la fiesta de bienvenida explicareis a los demás como sois, que os gusta hacer y cuál es vuestra comida típica.

Todos escucharon con interés lo que el ángel mensajero tenía que decirles y, cuando este acabó, le aplaudieron con emoción, pues estaban alegres. Se había encontrado una solución y nadie tendría que cambiar a nadie porque todos eran únicos.

Al día siguiente se hizo la fiesta de bienvenida y todos disfrutaron mucho, aprendieron los unos de los otros en paz y tranquilidad.
Puntuación media: 8,6 (140 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares