Magnus el mago
Síguenos en:

Magnus el mago

Magnus el mago Gerardo camina frente a una tienda de juguetes y toda su atención se centra en una bicicleta verde igual a la que siempre ha querido y le ha pedido a los Reyes Magos sin tener éxito. Entra al establecimiento y pide el precio. Con la respuesta del encargado, Gerardo se da cuenta que es muy cara y que sus padres no podrán comprársela ya que tienen otras necesidades en casa como el pago de renta, los alimentos, los materiales para la escuela y la ropa para toda la familia.

Unos días después, Gerardo habla sobre el tema con su tío y éste le da algunas ideas, entre ellas, le propone que busque una actividad con la cual pueda ganar dinero, para luego ahorrar hasta alcanzar la cantidad necesaria y comprar su bicicleta.

Con esa idea en mente, Gerardo analiza que podría hacer para ganar dinero. Sabe que debe ser una actividad que en su casa no cause problemas, ya que él es muy pequeño y aun no tiene permiso para trabajar. Entre su análisis, recuerda que a él le gusta mucho la magia, que tiene tres trucos que compró anteriormente y que tuvieron mucho éxito en la escuela, tanto que algunos amigos se los querían comprar.

Cuando Gerardo acompaña a mamá al mercado le pide permiso para ir a la tienda del Mago. Su mamá le dice que vaya y que ella le alcanzará más tarde en ese lugar. Estando allí, Gerardo le pregunta al encargado por el precio de los trucos más baratos. El señor le da los precios y también le comenta que con el pago tiene derecho a la explicación de cómo realizarlos con éxito.

Con el dinero que le van dando sus papás cada fin de semana, ahorra poco a poco hasta tener lo suficiente para comprar algunos trucos de magia.

El tendero, que también es mago, se los vende, le explica todo lo que tiene que hacer para que le salgan bien los actos y le da una hoja de instrucciones de cada uno. También, le recomienda que haga demostraciones ante sus amigos y sobre todo que tenga un nombre de mago para sorprender a su público.

Pensando en el nombre de mago, busca en el diccionario y se decide por Magnus que significa magno, grande, poderoso. Será Magnus el Mago.

AMagnus el magol día siguiente, en la escuela, a la hora del recreo, invita a sus amigos y compañeros a que asistan a su espectáculo, en el que también les vende, a quiénes lo desean, sus trucos de magia, así va reuniendo dinero para su objetivo: comprar su bicicleta con su trabajo y esfuerzo.

Pasados tres meses, Gerardo logra tener la cantidad suficiente para comprar su bicicleta y les cuenta a sus padres lo que ha hecho para lograr ese ahorro, pidiéndoles que le acompañen a comprarla.

Toda la familia va con él a la tienda. Es un día de fiesta en la casa de Gerardo. Sus amigos lo felicitan y le piden tiempo para poder montar en su bicicleta verde.

Gerardo logró su propósito gracias al ahorro, a la comunicación con su familia, así como a su trabajo y esfuerzo sin descuidar sus estudios.
Puntuación media: 8,6 (142 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares