El osito y el león
Síguenos en:

El osito y el león

Edades:
Todas las edades
El osito y el león Érase una vez, un osito muy pequeñito que vivía con su familia en un bosque enorme. Se llamaba Truc y siempre que iba con su mamá, su papá y sus hermanos a buscar comida le gustaba entretenerse con otros animales a jugar.

Un día, mientras paseaban por el bosque, Truc vio que había unos animales que nunca había visto.
- Mami, ¿esos animales con tanto pelo y tan grandes quiénes son? – preguntó
- Truc, son los leones. Ellos son los animales más fuertes de todo este bosque y nosotros no podemos acercarnos a ellos. Tienes que tener mucho cuidado Truc. Prométeme que no te acercarás a ellos – le explicó su madre

Truc veía de lejos como jugaban entre ellos. ¡Eran enormes! Tenían unas patas gigantes y cuando veían a algún otro animal, rugían muy fuerte y daban bastante miedo.

Al día siguiente, Truc volvió a salir de casa con su mamá a buscar más comida. Como siempre hacía, se entretenía con otros animales a correr y jugar. Ese día, conoció a Pet, un pájaro de colores que acababa de llegar al bosque y que aún no tenía amigos. Pet era muy travieso y siempre hacía lo que quería sin obedecer a nadie.

Truc y Pet corrieron un buen rato por el bosque y, cuando Truc quiso darse cuenta, se había despistado y no encontraba a su mamá. Entonces, Pet, que había aprendido a volar muy alto hacía poco, levantó el vuelo para ayudarlo a encontrarla.
- A ver, a ver….No la veo por ningún lado… Un momento, ¡veo a los leones! ¡Sígueme Truc! ¡Vamos a jugar con ellos!

Truc, que recordó lo que su mamá le había dicho sobre los leones, le contestó:
- No Pet. No podemos jugar con ellos. Son muy peligrosos y mi mamá no me acercarme.
- ¡Anda Ya! ¡Yo mismo he estado volando encima de ellos y no pasa nada! ¡No seas cobarde! – dijo Pet

Así, el pájaro Pet, que no hacía caso a nadie, insistió tanto que al final convenció al pequeño Truc para acercarse a los leones.

Los dos fueron a toda prisa y cada vez estaban más cerca, cuando, de repente, oyeron un rugido muy fuerte.
-¡Grrrrrrrrrrrrrrrrrr! ¡Grrrrrrrrrrrrrrrrrr!

Truc y Pet estaban muy asustados. Pet voló muy alto para estar a salvo pero Truc tuvo que correr y correr.

Pet, que lo veía todo desde el cielo, se dio cuenta de que uno de los leones estaba corriendo detrás de Truc y le gritó desde el cielo:
- ¡Corre todo lo rápido que puedas Truc! ¡Corre!

Pero Truc era un oso muy pequeñito y todavía no podía correr muy rápido. El pobre estaba muy asustado y no podía correr más, entonces, escuchó un gruñido muy fuerte.

El osito y el leónEran su papá y su mamá, que gruñeron al león que lo perseguía con tanta fuerza que consiguieron que se diera vuelta y volviera con el resto de los leones.

Truc corrió hasta sus papás asustado.

- Truc, ¿por qué me has desobedecido? Te dije que eran animales muy fuertes y que no debías acercarte a ellos. ¡Nos hemos llevado un susto horrible! - dijo mamá osa.

Truc miró a sus padres avergonzado y triste y dijo:
- Lo siento, no quería asustaros… yo solo quería jugar con ellos pero…
- Toda la culpa es mía - dijo Pet interrumpiendo al osito - yo le dije a Truc que podíamos acercarnos a los leones. No os enfadéis con él por favor. Lo siento mucho, de verdad.

Truc y Pet, aprendieron que obedecer a los mayores es algo muy importante y, desde entonces, nunca más se acercaron a los leones.
Puntuación media: 8,6 (771 votos)
Tu puntuación:
Análisis de sus valores
La historia de Truc sirve para explicar lo importante que es que los niños entiendan que deben obedecer a sus padres. Ellos siempre quieren lo mejor para sus hijos y aunque a veces los niños puedan no entender el motivo que hay detrás de sus palabras, acabarán dándose cuenta de que siempre buscan protegerlos y cuidarlos.
Por otro lado el cuento ejemplifica de forma indirecta la importancia de ser prudentes manteniéndose alejados de aquello que pueda ser peligroso, así como la de ser responsables asumiendo nuestra culpa cuando hemos hecho algo mal.
Cuentos con valores similares