Cleo, la cebra veloz
Síguenos en:

Cleo, la cebra veloz

Edades:
A partir de 3 años
Cleo, la cebra veloz Cleo era una cebra que vivía en la sabana rodeada de jirafas, elefantes y otros animales. Era una cebra muy especial, con un pelaje blanco y negro muy brillante. Pero lo que más le gustaba a Cleo era correr. Todos lo sabían: Cleo era la cebra más rápida de toda la sabana.

Un día, mientras corría, se encontró con un grupo de animales del circo que estaban de paso por la zona. Entre ellos estaba Lenon, el león más valiente del circo.

Lenon le propuso a Cleo que se uniera al circo y participara en una carrera en la que todos los animales del circo competían.

Cleo aceptó la propuesta, emocionada por la idea de competir y mostrar su velocidad.

El día de la carrera, todos los animales del circo se reunieron en el centro de la pista. Cleo estaba muy nerviosa, pero también muy emocionada.

La carrera comenzó y todos los animales salieron corriendo. Cleo era la única cebra en la carrera, pero eso no la detuvo. Corrió tan rápido como pudo y superó a todos los animales, incluyendo a Lenon, el león.

Al final, Cleo ganó la carrera y todos los animales la felicitaron. La multitud aplaudió y gritó su nombre.

—¡Cleo, eres increíble! Nunca había visto a una cebra tan rápida como tú —dijo Lenon, asombrado.

—Gracias, Lenon—dijo Cleo—. Ha sido una carrera emocionante. ¡Me lo habéis puesto difícil! Da gusto correr con rivales como vosotros.

Cleo, la cebra velozCleo se sintió muy orgullosa de sí misma y de lo que había logrado. Y aunque le gustaba correr en la sabana, también había descubierto que competir en el circo era muy emocionante.

Desde entonces, Cleo se convirtió en la cebra más famosa del circo. La gente venía de todas partes para verla correr y hacer trucos increíbles. Y Cleo estaba feliz de haber encontrado un nuevo hogar en el circo, donde podía demostrar sus habilidades y hacer nuevos amigos.
Puntuación media: 8,4 (716 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares