Perrobot
Síguenos en:

Perrobot

Edades:
A partir de 4 años
Perrobot Calisto era un inventor al que le encantaban los perros. Pero no podría adoptar ninguno porque le daban alergia.

Como no se resignaba a vivir sin mascota decidió inventar un robot perro. Y así nació Perrobot.

Tras años haciendo pruebas, cálculos y experimentos, Calisto consiguió crear el robot perro perfecto.

Perrobot recibía a Calisto con alegres ladridos cuando llegaba a casa, le provocaba para jugar, se acurrucaba con él y paseaba con él como cualquier otro perro. ¡Incluso le pedía comía, aunque luego no se comiera!

Lo que más le gustaba a Calisto es que Perrobot le entendía. Pero de verdad. Le podía ordenar cualquier cosa o contar lo que fuera, que él le entendía ya actuaba en consecuencia.

Pero había algo que fallaba. Calisto era demasiado duro. No estaba suave y blandito como los perros de verdad. Y estaba más bien frío.

Calisto intentó solucionar esto poniéndole una especie de abrigo peludo. Pero Perrobot no funcionaba bien con el abrigo. Fallaba. Y aunque hubiera funcionado, no hubiera servido de mucho. Porque, aunque parecía que le agradaban las caricias, Calisto sabía que, en el fondo, Perrobot era una máquina.

-No sé qué hacer contigo, Perrobot -le dijo un día Calisto-. Eres un gran compañero, pero cuanto más estoy contigo más cuenta de doy de que lo que quiero es un perro de verdad.

Perrobot procesó la información y, en menos de medio minuto, se puso a tirar de Calisto, haciéndole señas de que le sacara a la calle. Calisto accedió y siguió a Perrobot.

Después de un rato acabaron en la comisaría de policía.

Perrobot-¿Esto quieres? ¿Quedarte con la policía?

Perrobot ladró.

-¡Pues serías un perrobot policía espectacular! -dijo Calisto-. Vamos a ver qué dice el comisario.

Perrobot se convirtió en perro policía, robot policía, según se mire. Y tuvo tanto éxito que Calisto recibió un montón de encargos.

Tal vez Perrobot no solucionara el problema de Calisto, pero su idea fue de gran ayuda. Y, aunque no consiguió lo que quería, Calisto está muy contento por haberlo intentado.
Puntuación media: 8,8 (684 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares