El coro de ranas y sapos
Síguenos en:

El coro de ranas y sapos

Edades:
A partir de 4 años
El coro de ranas y sapos Había una vez una charca en la que vivían muchas ranas y muchos sapos. Una de ellas tuvo una gran idea: hacer un coro.

A todas las ranas y a todos los sapos les pareció una idea estupenda. Todas las mañanas se reunían para ensayar. Pero como no salía muy bien, volvían a reunirse por la tarde.

Las ranas y los sapos estaban muy contentos, porque cada vez les salía mejor. O eso creían ellos, porque al resto de habitantes del estanque y los alrededores les parecía el peor de los castigos.

Y así, poco a poco, se fueron marchando todos los habitantes del lugar. Primero se fueron los pájaros, a los que nadie oía cantar desde hacía tiempo, porque las ranas y los sapos hacían tanto ruido que no se escuchaba nada más.

Al principio, al coro de ranas y sapos no le importó. Hasta que los que empezaron a abandonar el lugar fueron los caracoles, los gusanos, las moscas y las mariposas.

Un día, el director del coro se dirigió a todos y les dijo:

-No tenemos qué comer. Ya no quedan moscas, ni gusanos, ni caracoles ni mariposas, ni nada con lo que nos podamos alimentar.

-Entonces tendremos que irnos con la música a otra parte -dijo un sapo.

Y eso hicieron: se mudaron de estanque. Pero, en cuanto vieron al coro llegar, todos los habitantes del lugar huyeron.

El coro de ranas y sapos estuvo dando tumbos de estanque en estanque durante mucho tiempo. Hasta que un día, el director de coro dijo:

-El coro de ranas y saposAmigos y amigas de coro de ranas y sapos, es hora de terminar este gran proyecto. Nadie nos escucha y todo el mundo huye. He llegado a la conclusión de que molestamos.

Un colibrí que quedaba despistado por allí le dijo:

-El problema no es que no guste vuestra música, es que estáis todo el día ensayando. Si no estuvierais todo el día dando la matraca…

A partir de entonces, el coro de ranas y sapos empezó a ensayar menos y a preocuparse un poco más por sus vecinos. Con el tiempo volvieron todos los habitantes y todos convivieron en paz y armonía.
Puntuación media: 8,3 (409 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares