El camaleón policía
Síguenos en:

El camaleón policía

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
El camaleón policía Érase una vez un bosque en el que vivían felices y tranquilos unos animales. Allí nunca ocurrían cosas malas, porque todos se respetaban y se querían mucho. Por eso, ni siquiera había ningún animal policía.

Pero, un día, mientras todos estaban de excursión, alguien robó toda la comida. Cuando los animales volvieron a sus casas y lo descubrieron no podían creerlo:

-¿Dónde está nuestra comida? -preguntaban las ardillas.

-¡La nuestra tampoco está! -decían los conejos.

Era muy extraño. Nunca había pasado algo así, así que los animales se preocuparon mucho y tuvieron miedo.

Un día, una de las ovejas tuvo una idea.

-¿Qué os parece si elegimos a un policía para que vigile nuestras casas? -dijo la oveja.

-¡Qué buena idea! -dijeron todos.

-¿Algún voluntario? -preguntó la oveja.

Entonces, uno de los animales levantó la mano. Era un camaleón que tenía el poder de hacerse invisible y que siempre había querido ser policía.

Pero el resto de los animales pensaban que necesitaban a un animal fuerte y grande, por si tenían que defenderse de los malos o los ladrones, así que todos eligieron a uno de los linces. El camaleón se quedó muy triste, pero tuvo que respetar la decisión de sus compañeros.

Un día, todos volvieron a ir de excursión, menos el lince policía, que se quedó allí vigilando para que no ocurriera nada malo. Cuando todos volvieron, se sorprendieron muchísimo:

-¡Han robado toda la comida otra vez! ¿No has cogido a los ladrones, lince? -dijeron los animales.

-¡Pero si yo no he visto nada! ¡No me he dado ni cuenta! -respondió el lince.

Entonces, el camaleón volvió a pedir a todos que le dieran una oportunidad para hacer realidad su sueño y demostrarles a todos que él era capaz de ser un buen policía.

-Está bien, te daremos la oportunidad -le dijeron los animales, confiando en él.

El camaleón policíaUnos días después, los animales volvieron a salir de excursión, mientras el camaleón policía se quedó allí vigilando todo. Como se hizo invisible, los ladrones no se dieron cuenta de que los estaban vigilando ni se percataron de las trampas que había colocado el camaleón.

Cuando todos volvieron, vieron que el camaleón había cazado a los ladrones. Todos se dieron cuenta de que el camaleón era un buen policía y de que deberían haber confiado en él desde el principio.

Desde entonces, el camaleón, que estaba muy contento, consiguió convertirse en el policía oficial del bosque y todos estuvieron a salvo para siempre.
Puntuación media: 8,6 (407 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares