SOS: Pipipi Piiipiiipii Pipipi
Síguenos en:

SOS: Pipipi Piiipiiipii Pipipi

Edades:
A partir de 8 años
Valores:
SOS: Pipipi Piiipiiipii Pipipi Los alumnos de Lorenzo habían resultado ser tremendamente curiosos. Raro era el día que no terminaba hablando de alguna anécdota relacionada con lo que estaba explicando o que explicaba alguna cosa diferente que, de alguna manera, alguien enlazaba con la lección.

-Lorenzo, ¿sabes qué día es mañana? -preguntó Jimena, una de las alumnas más curiosas. Era la última clase del día. Lorenzo supo al instante que aquel día podría olvidarse del temario.

-¿Tu cumpleaños? No, no… Ya sé. ¡Tu onomástica! No, no, creo que tampoco… -bromeó Lorenzo.

-Muy gracioso, profe -dijo Jimena, a la que le encantaba poner a prueba a su profesor favorito.

-Desembucha -dijo Lorenzo.

-¡Mañana es el aniversario del hundimiento del Titanic! -exclamó Jimena.

-Ocurrido la noche del 14 al 15 de abril de 1912. Seguro que hay algo que quieres preguntar, ¿a que sí? -dijo Lorenzo.

-He leído en Internet que el Titanic fue el primer barco en enviar la señal SOS para pedir auxilio -dijo Jimena-.. La verdad es que lo que me interesa es saber sobre la señal esa, sobre cómo surgió, qué significa… cosas así.

-La señal SOS se había usado antes del hundimiento del Titanic -explicó Lorenzo-. Lo que ocurre es que era una señal muy nueva, que se había aprobado en una conferencia internacional tan solo unos años antes, en el año 1906, durante una conferencia internacional celebrada en Berlín. Lo que ocurrió en el Titanic colaboró a difundir el uso de la señal, pero nada más. Hasta entonces se utilizaba otra señal distinta.

-¿Por qué la cambiaron?

-¿Cómo se enviaba? ¿Ya había móviles?

-¿Qué significa?

Las preguntas llovían a diestro y siniestro. Lorenzo pidió silencio y empezó a responder.

-Tranquilos, que os lo explico todo -dijo Lorenzo-. La señal SOS no significa nada. Algunos han querido ver que era el acrónimo de frases como Save Our Souls, que significa salven nuestras almas, o Send Out Succour que significa envíen socorro, pero nada tiene que ver con eso. Se eligieron esas letras porque son muy fáciles de enviar usando el código morse. Ya os hablé del código morse una vez. ¿Os acordáis? Ese que usa sonidos cortos y largos para formar palabras y que se envían a través de telégrafo o vía radio. Los barcos y los aviones usan la radio para comunicarse con código morse en caso de necesidad. Ahora hay muchas formas de comunicarse gracias a la tecnología, pero a principios del siglo XX el morse era tecnología punta.

Lorenzo hizo una pausa para comprobar que todos estaban atentos y continuó.

-SOS es un código muy fácil de transmitir, ya que solo se necesitan tres sonidos cortos, tres sonidos largos y tres sonidos cortos. Esto facilita la interpretación del mensaje y reduce la posibilidad de error en su interpretación. Hoy en día se sigue usando porque, aunque no os lo creáis, los móviles no lo solucionan todo. Si no tienes cobertura o conexión a Internet no tienes nada que hacer.

SOS: Pipipi Piiipiiipii Pipipi-Pero está el GPS -dijo Jimena.

-Nadie busca lo que no sabe que está perdido, ni envía un rescate sin saber que ha pasado algo -dijo Lorenzo-. Primero hay que pedir auxilio, y la radio es una gran aliada cuando no hay otra forma de comunicación posible.

El resto de la clase la pasaron discutiendo sobre las limitaciones de las tecnologías y sobre la importancia de permanecer localizados, especialmente cuando sales al campo o a la montaña. También hablaron sobre cómo habían evolucionado las formas de comunicación.

Y entonces, sonó el timbre.

-Gracias a todos por vuestra atención -dijo Lorenzo-. Ya sabéis que podéis seguir investigando en casa.

Y tan contentos que se fueron todos, mientras decían pipipi piiipiiipii pipipi.
Puntuación media: 8,7 (57 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares