Los colores de la naturaleza
Síguenos en:

Los colores de la naturaleza

Edades:
A partir de 8 años
Los colores de la naturaleza Ha llegado el verano y Raquel se va todos los fines de semana con sus padres y sus abuelos a la playa. Cada día a una playa diferente, aunque en todas ellas tiene muchas horas por delante para poder observar el paisaje. Cuando van a la playa no le dejan llevar la tablet, por si se estropea con la arena, ni el móvil, porque quieren que disfrute de la naturaleza y de jugar con otros niños o con ellos. Eso al principio de los días la enfadaba mucho, pues echaba de menos jugar con sus compañeros en línea por el móvil. Pero ahora que ha llegado el verano y no tienen clase, juega solo un rato y ya es suficiente.

El otro día vino su primo a la playa y hacía bastante viento, así que no podían jugar mucho con la arena y a él se le ocurrió un juego para entretenerse que era encontrar el motivo por el que las cosas tenían ese color que se veía.

Al principio a Raquel le pareció una tontería de juego, pero luego la hizo pensar. Había cosas difíciles. Empezó ella preguntándole a su primo:

-¿Por qué los árboles y la hierba son verdes?

-Déjame pensar….pues porque la naturaleza es al final lo que nos da esperanza, pues a través de ella respiramos y nos alimentamos y por eso es verde, se dice que es el color de la esperanza.

-¡Qué bonito Jaime! -dijo Raquel riéndose.

-Ahora te toca a ti. ¿Por qué el sol es amarillo o lo pintamos de amarillo?-dijo Jaime divertido.

-Porque cuando se creó pensaron en una cosa que tuviera mucho valor como es el oro y decidieron que como el sol es tan importante para nosotros tendría que tener el mismo color que algo muy valioso.

-Estás aprendiendo a jugar rápido, prima –dijo Jaime-. Siguiente.

-¿Por qué el mar es azul? -le preguntó Raquel. -Porque las nubes lloran y sus lágrimas, que son azules, caen al mar -dijo el muchacho-. Te toca, Raquel. ¿Por qué las flores son de diferentes colores? Esta es difícil. ¡A pensar!

-Los colores de la naturalezaOh, no se me ocurre nada-. Raquel empezaba a agobiarse y a pensar que quizá era buena idea dejar este juego. Pero como no quería perder siguió pensando hasta que se le ocurrió algo-. Llas flores son de diferentes colores porque, ¿de dónde crees que cae el arcoíris? Una vez que sale después se cae como la lluvia a la tierra y sus colores caen sobre las flores.

Su primo aplaudió por la idea. Así fue pasando la tarde hasta que una tormenta les hizo a ellos y a su familia recoger las cosas corriendo y volver pronto para casa. Cuando llego a su cuarto cogió un cuaderno y recordó todo lo que habían hablado y decidió que ya sabía el título del libro: Los colores de la naturaleza.
Puntuación media: 8,8 (130 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares