La princesa que se escapó de su cuento
Síguenos en:

La princesa que se escapó de su cuento

Edades:
A partir de 6 años
Valores:
La princesa que se escapó de su cuento Había una vez una princesa llamada Belibella que vivía en un cuento de hadas a la que no le gustaba nada su papel. Belibella vivía en un hermoso palacio, rodeada de todo tipo de lujos… pero Belibella no era feliz.

Una y otra vez se repetía la misma historia. Una bruja atacaba el palacio, raptaba a la princesa y un maravilloso príncipe la rescataba y la devolvía sana y salva a casa. Después se enamoraban y se casaban, y vivían felices y comían perdices.
Belibella quería intentar escapar ella sola de la morada de la bruja, enfrentarse a sus dragones y salvarse por sí misma. Pero no era posible.

Cansada y aburrida de llevar esa vida de princesa cursi, Belibella decidió escaparse del cuento. Un día, mientras el libro estaba abierto y nadie miraba, Belibella dio un salto y se marchó.

Cuando la niña que iba leer el cuento vio que la princesa no estaba, fue corriendo a llamar a su madre.

- ¡Mamá, mamá! ¡Corre, a este cuento le pasa algo!

Cuando la mamá se acercó y vio lo que ocurría, se llevó las manos a la cabeza, y dijo:
- ¡Ay, hija! Belibella no está. Tendremos que tirar el cuento a la basura. Ya no vale para nada.

Belibella, que lo estaba escuchando todo escondida debajo de la cama de la niña, sintió mucha pena. No quería que todos sus amigos del cuento sufrieran por su culpa.

Decidida a salvar a sus amigos, Belibella decidió que lo que tenía que hacer era luchar por cambiar un poco el cuento. Así que se colocó en la portada del libro, pero cambió su dulce pose mirando las flores del jardín del palacio. En su lugar, Belibella se colocó practicando artes marciales.

Cuando la niña volvió a por el cuento para tirarlo se dio cuenta de que Belibella estaba allí otra vez. Como no entendía nada, llamó a su madre.

- ¡Mamá mira! ¡Bellibella ha vuelto!
- Parece que Belibella nos ha salido rebelde, hija. Estas princesas modernas ya no quieren ser salvadas.
- ¿Qué quieren entonces, mamá? -preguntó la niña.
- Parece que Belibella quiere aprender a defenderse para no depender de que ningún príncipe vaya a rescatarla -respondió la mamá.
- A lo mejor podríamos cambiarle un poco al cuento a Belibella, mamá.
- ¡Claro que sí!

MLa princesa que se escapó de su cuentoadre e hija fueron a por lapiceros y pinturas para modificar el cuento. Decidieron que Belibella lucharía contra la bruja y, aunque la bruja ganase y consiguiera raptarla, Belibella lograría escapar por sí misma.

- ¿Qué hacemos con el príncipe? -preguntó la mamá.

La niña lo pensó un rato. Luego dijo:
- Colocaremos al príncipe en la guarida de la bruja, donde lleva preso muchos años. Y que sea Belibella quien lo salve a él. Y luego juntarán sus habilidades para derrotar a la malvada bruja.

- Perfecto. Pero ¿y después? ¿Se enamoran y se casan? -preguntó la mamá.
- Mmmm… no. Les dejaremos que sean primero buenos amigos.

Y así fue como Belibella consiguió cambiar su historia. No a todos los personajes del cuento les gustó por igual, pero ella estaba encantada con su nueva historia.
Puntuación media: 8,6 (248 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares