La loca idea del profesor Lúcidus Máximus
Síguenos en:

La loca idea del profesor Lúcidus Máximus

Edades:
A partir de 8 años
La loca idea del profesor Lúcidus Máximus El profesor Lúcidus Máximus llegó corriendo a la reunión anual de CSPS, Científicos Para Salvar el Planeta. El CSPS llevaba años preparando una solución para salvar el planeta Tierra. El final se acercaba, todos los sabían. Y había que hacer algo para salvar la Humanidad, preservar todo lo que se pudiera.

Pero ese año el profesor Lúcidus Máximus tenía algo nuevo que aportar. Estaba seguro de que tenía la solución. Por eso pidió la palabra para intervenir el primero y aportar su solución.

-Señoras y señores, científicos y científicos, sabios y sabias -comenzó a decir el profesor Lúcidus Máximus-, tengo la solución para salvar el planeta y preservar la vida que hay en él.

Todos los miembros del CSPS estallaron en un sincero aplauso. Por fin alguien llegaba con un idea que incluyera salvar la Tierra y todo lo que en ella vive.

-Gracias, gracias -dijo el profesor Lúcidus Máximus-. La solución ha llegado a mí de la manera más inusual: a través de un sueño.

Esta vez, todos los miembros del CSPS explotaron en un mar de abucheos e improperios. Y empezaron a oírse las protestas:

-¿De verdad esperas que creamos que un sueño te ha revelado la solución?

-¡Somos científicos! ¿Qué tiene de científico un sueño?

-¡No te burles de nosotros!

-¡Márchate, farsante!

Al final, el profesor Lúcidus Máximus tuvo que abandonar la reunión anual del CSPS. ¿Qué le habría pasado? Estaba tan seguro de que tenía la solución que no se había parado a pensar en cómo presentarla para que no pareciera una locura.

Esa misma noche, el profesor Lúcidus Máximus volvió a tener el mismo sueño, pero esta vez obtuvo mucha más información. Cuando despertó, el profesor anotó todo lo que había soñado. Y así, durante días.
Cuando llegó la siguiente reunión anual del CSPS, profesor Lúcidus Máximus volvió a pedir la palabra. Pero nadie quiso dejarle hablar. Todos los tomaban por un loco.

Lo mismo ocurrió al año siguiente, y al otro, y al otro. Hasta que por fin un día el presidente del CSPS le convocó a un reunción extraordinaria.

Profesor Lúcidus Máximus, no hemos hallado forma alguna de salvar el planeta, ni siquiera de salvar la especie humana ni ninguna otra. Y el final se acerca. Cuéntenos su plan, pues no tenemos otra opción.

La loca idea del profesor Lúcidus MáximusEl profesor Lúcidus Máximus les contó todo el plan que había diseñado. Era simplemente genial.

-¡Esto hubiera sido más fácil de hace diez años! -dijo uno de los asistentes a la reunión.

-Si me hubieran escuchado entonces… -dijo el profesor Lúcidus Máximus-. Pero más vale tarde que nunca. De nada sirve lamentarse ahora.

-No será fácil -dijo el presidente del consejo.

-La alternativa es la extinción total -dijo profesor Lúcidus Máximus.

Y se pusieron manos a la obra, a trabajar en equipo. Tal vez la próxima vez que se avecine una catástrofe alguien recuerde que hay que escuchar con mente abierta todas las opciones, por locas que estas parezcan. Porque una situación excepcional suele requerir medidas excepcionales.
Puntuación media: 8,1 (233 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares