El Mapache Ecológico
Síguenos en:

El Mapache Ecológico

Edades:
A partir de 4 años
El Mapache Ecológico Los mapaches son animales pequeños, del tamaño de un gato, de pelo largo y color gris plateado. Tienen una cola larga y peluda de anillas grises y blancas que mueven a un lento son. Poseen una característica mancha de pelo negro que va desde las mejillas a los ojos como si fuera un antifaz. Pero en el caso de nuestro amigo, su antifaz no es negro, sino de color verde y por eso lo llaman: el Mapache Ecológico.

El Mapache Ecológico había vivido siempre dentro de un gran bosque Americano Salvaje hasta que un buen día la ardilla jefa empezó a mover su rama para despertarlo:
- ¡Mapache Ecológico!¡Mapacheeeee despierta! – Gritaba sin parar-.
- ¿Qué pasa?¿Qué pasa? ¿De dónde viene este escándalo?
- Mapache estoy muy preocupada, una de mis ardillas ha escuchado a unos cuantos humanos que llegaron esta mañana al bosque decir que iban a talar nuestros árboles para construir un gran hotel rural. Si esto fuera así, tendríamos que escapar.
- ¡No puede ser! Echaré un vistazo esta tarde por la zona sur del bosque a ver si obtengo más información.

Tras conseguir algo de comida, Mapache se puso en marcha, con su lento caminar necesitaría un par de horas para llegar a la zona sur donde suelen acudir los humanos. Nada más acercarse a esa zona sus pelos ya se pusieron de punta. Todo lo que le había dicho la ardilla jefa era verdad. Descubrió a un montón de humanos con grandes camiones, con muchas hojas en la mano y varios de ellos con prismáticos observando al resto de sus colegas animales para ver en qué árboles dormían. ¡Esto era el fin!

Mapache dio la vuelta y aviso lo más rápido que pudo a todos los animales. Se reunieron y decidieron que tendrían que dividirse y buscar un nuevo hogar antes de que los humanos les dieran caza y destrozaran sus casas. Verlo sería muy doloroso.

Mapache no tenía un sitio donde ir así que decidió caminar hacia el sur de nuevo, pasar por la zona donde estaban los humanos y ver qué había más allá.

Estuvo tres días caminando sin descanso muerto de hambre cuando de repente se dio cuenta de que sus patas ya no tocaban la fresca hierba.
- ¿Qué esto? – Preguntó en voz alta-.
- ¡Asfalto! Y ten cuidado, que casi me pisas – Le contestó una hormiga-
- ¡¡¡Asfalto!!! ¿Estoy en la ciudad?? – dijo Mapache mirando al suelo con cuidado-.
- Claro. Creo que estás un poco perdido, ¿verdad?
- Sí, un poco..
- Anda ven. Creo que te puedo ayudar, sígueme...

El Mapache Ecológico siguió muy agradecido a la hormiga y llegó hasta lo que los humanos llamaban parque.

- Mapache aquí tienes árboles, escóndete detrás de un tronco y cuando se haga de noche súbete a la copa de uno de ellos a dormir.
- Muchas gracias, hormiga. Nunca olvidaré tú ayuda-.
- De nada, amigo – La hormiga se despidió y se fue en busca de alimento-.

MEl Mapache Ecológicoapache no quería estar muchas horas detrás de un tronco, pues le daba miedo que se le acercara algún perro así que se fue a dar un paseo por los alrededores del parque. Tras una hora de paseo su asombro fue mayúsculo:
- ¡Cuánta contaminación! ¡Por eso los humanos no tienen casi árboles a su alrededor! ¿Qué es toda esta suciedad? ¿y toda esta basura? Si voy a quedarme a vivir aquí tendré que hacer algo por cambiar todo esto.

En vez de dormir, nuestro Mapache Ecológico se pasó la noche haciendo carteles con papel de la basura y con hojas de los jardines y se dedicó a pegar carteles por toda la ciudad: NO TIRES BASURA AL SUELO, CUIDA DEL MEDIO AMBIENTE.

La gente observaba los carteles sorprendida y poco a poco comenzaron a hacerles caso y ser más responsables con el medio ambiente. La ciudad se convirtió en un lugar mejor para todos y aunque nadie sabía a ciencia cierta quién había puesto esos carteles allí, el Mapache Ecológico se convirtió en un gran héroe anónimo.
Puntuación media: 9,0 (154 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares