Daniela y el río
Síguenos en:

Daniela y el río

Edades:
A partir de 4 años
Daniela y el río Era invierno en la ciudad y muchos de los niños salían del colegio y directamente iban para sus casas cruzando El Puente de San Martín para refugiarse del frío. Era un puente que estaba muy cerca del colegio y de corto recorrido pero por debajo pasaba un bonito rio de aguas transparentes y grandes piedras y solía estar mucha gente mirando el paisaje encima de él.

Daniela salió del colegio con su grupo de amigos y aunque a su madre no le gustaba nada iba caminando comiendo pipas y caramelos que un amigo suyo había comprado en el recreo. Cuando cruzaban el puente decidió tirar las cáscaras de las pipas y el papel de los caramelos al rio. Algunos de sus amigos y amigas le dijeron algo pero ella hizo como que no oía, ¡Menuda tontería pensaba! ¿Qué más da tirar las cosas al río? Si total el agua se lo lleva y queda limpio. Y así Daniela un día tras otro tiraba un pañuelo de papel, el envoltorio de un chicle… incluso señalaba a los mayores que tiraban también cosas para que sus amigos vieran que no era solo ella.

Los meses fueron pasando y cuando se dio cuenta ya había llegado de nuevo la primavera, con sus días más largos, con sus rayos de sol. Tenía exámenes importantes y muchas veces la iban a buscar sus padres en coche y no pasaba andando por el puente. El final del colegio llegó y cuando el sol ya no se quitaba ninguna tarde del cielo Daniela y sus amigos tenían permiso para salir dos horas a bañarse al rio y a jugar en los parques de alrededor.

Daniela preparó la mochila con la ayuda de papá y salió de casa muy feliz con ganas de poder bañarse, sentir el agua fría en sus pies y poder mojar y hacer bromas a sus amigos en el río. Cuando se estaba acercando a la zona vio que había mucha gente en grupo mirando para el río, no veía a sus amigos ¿Qué habrá sucedido?

Cuando se acercó puso ver el paisaje tan feo y tan triste que todos miraban, el río estaba tan sucio que no se podían bañar, casi no se veían las piedras de la cantidad de papeles, botes de detergente, plástico.

Daniela y el ríoDaniela encontró a sus amigos y fui hacía ellos, todos la miraban y señalaban de nuevo hacía el río, ella entendió todo y se dio cuenta de que había hecho las cosas mal. Si todos habían hecho lo mismo que ella tirando papeles y suciedad al rio ahora tenían la consecuencia. Pidió perdón y prometió que no lo volvería a hacer.

El río estuvo cerrado todo el verano, se hicieron campañas para limpiar todo lo posible y cuando llegó el invierno mucha gente del pueblo dejo de tirar cosas por el puente y empezaron a proteger el río Daniela entre ellos.
Puntuación media: 8,1 (76 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares