La ratita presumida
Síguenos en:

La ratita presumida

Cuentos clásicos

Autor: Anónimo

Edades: A partir de 3 años

Valores: humildad, amor, soberbia

La ratita presumidaHabía una vez una ratita que era muy presumida. Estaba un día barriendo la puerta de su casa cuando se encontró con una moneda de oro. En cuanto la vio empezó a pensar lo que haría con ella:

- Podría comprarme unos caramelos… pero mejor no, porque me dolerá la barriga. Podría comprarme unos alfileres… no tampoco, porque me podría pincharme… ¡Ya sé! Me compraré una cinta de seda y haré con ella unos lacitos.

Y así lo hizo la ratita. Con su lazo en la cabeza y su lazo en la colita la ratita salió al balcón para que todos la vieran. Entonces apareció por ahí un burro:

- Buenos días ratita, qué guapa estás.

- Muchas gracias señor burro - dijo la ratita con voz presumida

- ¿Te quieres casar conmigo?

- Depende. ¿Cómo harás por las noches?

- ¡Hiooo, hiooo!

- Uy no no, que me asustarás

El burro se fue triste y cabizbajo y en ese momento llegó un gallo.

- Buenos días ratita. Hoy estás especialmente guapa, tanto que te tengo que pedir que te cases conmigo. ¿Aceptarás?

- Tal vez. ¿Y qué harás por las noches?

- ¡Kikirikíiii, kikirikíiiii! - dijo el gallo esforzándose por sonar bien

- ¡Ah no! Que me despertarás

Entonces llegó su vecino, un ratoncito que estaba enamorado de ella.

- ¡Buenos días vecina!

- Ah! Hola vecino! - dijo sin tan siquiera mirarle

- Estás hoy muy bonita.

- Ya.. gracias pero no puedo entretenerme a hablar contigo, estoy muy ocupada.

El ratoncito se marchó de ahí abatido y entonces llegó el señor gato.

- ¡Hola ratita!

- ¡Hola señor gato!

- Estás hoy deslumbrante. Dime, ¿querrías casarte conmigo?

- No sé… ¿y cómo harás por las noches?

- ¡Miauu, miauu!, dijo el gato con un maullido muy dulce

- ¡Claro que sí, contigo me quiero casar!

El día de antes de la boda el señor gato le dijo a la ratita que quería llevarla de picnic al bosque. Mientras el gato preparaba el fuego la ratita cogió la cesta para poner la mesa y…

-La ratita presumida ¡Pero si la cesta está vacía! Y sólo hay un tenedor y un cuchillo… ¿Dónde estará la comida?

- ¡Aquíií! ¡Tú eres la comida! - dijo el gato abalanzándose sobre ella.

Pero afortunadamente el ratoncito, que había sospechado del gato desde el primer momento, los había seguido hasta el bosque. Así que al oír esto cogió un palo, le pegó fuego metiéndolo en la hoguera y se lo acercó a la cola del gato. El gato salió despavorido gritando y así logró salvar a la ratita.

- Gracias ratoncito

- De nada ratita. ¿Te querrás casar ahora conmigo?

- ¿Y qué harás por las noches?

- ¿Yo? Dormir y callar ratita, dormir y callar

Y la ratita y el ratoncito se casaron y fueron muy felices.


Análisis de sus valores

Este cuento sirve para explicar a los niños lo negativo que es la soberbia. A través del ejemplo de la ratita, que es tan vanidosa que rechaza a todos sus pretendientes, y que por eso acaban saliéndole las cosas mal y a punto está de morir en las fauces del gato.

Por contra nos enseña también el valor del amor y la humildad, en este caso a través del personaje del ratoncito. Quien a pesar del rechazo de la ratita, la sigue hasta el bosque porque cree que puede estar en peligro y finalmente es quien acaba salvándola.



Cuentos con valores similares
El patito feo La Sirenita El traje nuevo del emperador Rapunzel La Bella y la Bestia


Cuentos Clasificados por Valores

astucia las apariencias engañan solidaridad tolerancia vida sana perseverancia comprensión inteligencia esperanza respeto por el medio ambiente cooperación altruismo autoestima egoísmo saber perder deportividad buen humor sencillez amor por la lectura saber escuchar espíritu navideño colaboración prejuzgar admiración ser uno mismo compañerismo entusiasmo cariño empatía tesón más »

Cuentos Clasificados por Personajes y Elementos

noche madres bosques gritos puertas voces fuertes historias manos hijos mal aliento niñas arboles familias hombres jovenes ojos poder camas colores miedo habitaciones mamas reyes ventanas comida hijas agua caras castillos más »