Cómo enseñar a los niños a vestirse solos
Síguenos en:

Cómo enseñar a los niños a vestirse solos

Cómo enseñar a los niños a vestirse solos Que los niños aprendan a vestirse solos es un reto al que deben enfrentarse poco a poco, de forma evolutiva, a medida que sus habilidades se desarrollan. Pero también es un reto para los padres, ya que el proceso de enseñanza puede resultar largo y pesado. Al fin y al cabo, en una vida marcada por las prisas, enseñar a los niños a vestirse puede resultar complicado, ya que requiere de tiempo y paciencia.

Cuándo pueden empezar los niños a vestirse solos
A partir de los 18 meses los niños ya pueden empezar a desvestirse solos, aunque necesitarán todavía ayuda para cuestiones como desabrochar botones o quitarse camisetas. Sin embargo hay otras prendas que pueden aprender a quitárselas antes.
A partir de los 2 años, los niños pueden empezar a subirse la ropa interior y los pantalones.
A partir de los tres años, los niños pueden empezar a ponerse los calcetines y las prendas abrochables con mangas (camisas, babys, abrigos, chaquetas, etc).
A partir de los cuatro años los niños deberían ser capaces de vestirse solos y de subirse las cremalleras. También deberían ser capaces de ponerse los zapatos, aunque no sepan aún atarse los cordones, tarea que pueden ir practicando.
A partir de los cinco años, los niños ya deberían abrocharse los botones y las hebillas, y aprender a atarse los cordones de los zapatos.
En cualquier caso, cada niño tiene su ritmo, y no conviene forzarle ni reñirle, ya es necesario que desarrolle habilidades de motricidad gruesa y fina para conseguirlo. Hay que tener paciencia y estar con ellos, apoyándolos y reforzando sus logros.

Cómo enseñar a los niños a vestirse solosExplicar a los niños las partes de las prendas
Los niños deben entender cómo es una prenda y su función para asociar cada movimiento con cada parte de su cuerpo. Mientras los padres le visten pueden explicarles los agujeros que tiene la prenda y que parte del cuerpo tienen que introducir en cada uno. Pueden explicarles también para qué sirven los botones y las cremalleras.

Usar prendas sencillas de poner
Cuanto más sencilla sea la prenda, más rápido aprenderá el niño a ponérsela. Para el niño es más fácil vestirse solo si empieza usando pantalones sin botones y camisetas.

Dejar que experimente el éxito
Si el niño es capaz de vestirse solo, aunque se trate con prendas sencillas, aprenderá a saborear el éxito, y cada nueva prenda supondrá un reto que querrá superar para disfrutar otra vez de ese éxito.

Elogiar cualquier intento por hacerlo bien
Aunque el niño se coloque mal los calcetines, se ponga la camiseta al revés, coloque el pantalón con la cremallera hacia atrás o se abroche los botones torcidos, es necesario elogiar cualquier intento por vestirse solo puesto que lo importante es que muestre interés por intentarlo. Poco a poco podrás enseñarle a hacerlo bien y explicarle por qué no está colocada la prenda correctamente.
Puntuación media: 9,2 (32 votos)
Tu puntuación: