La cabra y el cabrito / Sa cabra i es cabrit
Síguenos en:

La cabra y el cabrito / Sa cabra i es cabrit

Autor:
Origen:
Baleares (España)
Edades:
A partir de 6 años
Valores:
La cabra y el cabrito / Sa cabra i es cabrit Había una vez una cabra y su cabrito pequeño. Estaban pastando un día cuando pasaron junto a una viña y decidieron entrar dentro a comer uva.

- Tú come de grano en grano, que como yo soy mayor comeré de gajo en gajo ¿De acuerdo? - dijo la cabra.
- Sí mamá - contestó el cabritillo

Al cabo de un rato la cabra sintió que tenía más hambre así que decidió cambiar de método.

- Mejor come de gajo en gajo que yo lo comeré de racimo en racimo - dijo -

Y al poco la cabra volvió a cambiar de opinión.

- ¿Sabes qué hijo? Come si quieres de racimo en racimo que yo comeré de planta en planta.

Al cabo de un rato la cabra estaba más que satisfecha.

- Ya estoy llena. Vámonos - le dijo la cabra al cabrito
- Yo no me voy de aquí hasta que tenga la panza y la barriga bien llena de uva- contestó el cabrito
- Pues como no vengas, se lo diré al amo de la viña

La madre creía que así conseguiría que el cabrito dejara de comer uva, pero no lo hizo. Así que no le quedó más remedio que ir a avisar al amo.

- Gracias cabra. Ahora mismo mando al perro a que lo saque de ahí - dijo el amo -

Pero el perro estaba perezoso aquel día y no movió un pelo por salir a buscar al cabrito.

- ¿Es que no vas a hacerme caso chucho? Ahora verás… ¡maza ven aquí! ¡Sacúdele al perro para que vaya a echar al cabrito que está fuera comiéndose la viña!

Pero la maza tampoco se movió y el amo empezó a enfadarse…

- ¡Fuego! Quema ahora mismo la maza para que le pegue al perro y el perro vaya a sacar al cabrito de la viña antes de que se la coma entera.

Pero el fuego también estaba perezoso y permaneció inmóvil, igual que el resto.

- ¿¿Pero qué es esto?? ¡¿Qué os habéis creído?! ¡Agua! Ve ahora mismo a apagar el fuego que no quiere quemar la maza, ni la maza pegar al perro ni el perro espantar al cabrito que está ahí fuera.

El agua se quedó quieta sin hacer nada y el amo desesperado salió dando gritos de la casa en busca del buey.

- ¡Buey, ve ahora mismo a beber agua, que no quiere apagar el fuego, ni éste quemar la maza, ni la maza pegar al perro, ni el perro sacar de la viña a ese cabrito que no se irá de allí hasta que tenga la panza llena!

La cabra y el cabrito / Sa cabra i es cabritDesesperado el amo de ver que tampoco conseguía que el buey se moviera fue directo a buscar al carnicero.

Ahora van a saber lo que es bueno… - decía para sus adentros -

- ¡Carnicero, necesito que vengas y acabes con el buey, que no quiere beber agua, ni el agua apagar el fuego, ni el fuego quemar la maza, ni ésta pegar al perro para que eche al cabrito que está comiéndose la viña hasta que tenga la tripa llena!

En cuanto el buey vio al carnicero aparecer no se lo pensó dos veces y se lanzó a beber agua, el agua fue rápidamente a apagar el fuego, el fuego a quemar la maza y la maza a pegar al perro que salió corriendo hacia la viña pero… no encontró nada porque el cabrito hacía rato que se había hartado de uva.
Puntuación media: 8,6 (264 votos)
Tu puntuación:
Análisis de sus valores
Este cuento nos demuestra que el ingenio es mucho más inteligente que la maldad. Lo hace a través del cabrito, que se come todas las uvas del amo de la viña mientras éste sólo sabe amenazar al perro, la maza, el fuego, el agua y el buey con hacerles daño si no le obedecen.
Cuentos con valores similares