Estrellita de Oro
Síguenos en:

Estrellita de Oro

Autor:
Origen:
Castilla La Mancha
Edades:
Todas las edades
Valores:
Estrellita de Oro Había una vez un rey viudo que tenía una hija muy bella. Unos años después de haber perdido a su esposa conoció a una mujer que también tenía una hija y decidió volver a casarse de nuevo.

Tras su matrimonio, la mujer se volvió cruel con la hija del rey. Le tenía mucha envidia porque era mucho más bella que su hija y como castigo la mandaba todos los días a lavar al río. La joven se resignaba y cumplía con las órdenes de su madrastra pues sabía que a pesar de todo, su padre era feliz junto a ella.

Un día, estando la muchacha en el río una mujer que lavaba a su lado perdió un anillo.

- ¡Se me ha caído! ¡Se me ha caído mi anillo! ¡Ayúdame a recuperarlo hija mía, que tengo muy mala vista y no lo veo por ninguna parte!
- No se preocupe señora - dijo la muchacha sumergiendo su brazo en el agua sucia y helada.

Pero el anillo no aparecía y tanto tuvo que agacharse la muchacha para tratar de recuperarlo que acabó dándose con algo en la frente.

Afortunadamente el golpe mereció la pena ya que gracias a él pudo recuperar el anillo. Aunque sucedió algo extraño… en el lugar donde la joven se había golpeado, la frente, comenzó a salirle una estrella.

Al llegar a casa la madrastra de la muchacha le dijo en cuanto la vio:

- ¿Qué es eso que llevas ahí?

La muchacha le contó avergonzada lo ocurrido y dijo no entender cómo le había salido aquella estrella.

- ¡Mañana serás tú quien vaya a lavar! - le dijo a su otra hija
- ¿Yo? ¡Ni hablar!¡Que vaya ella!
- Ella ya tiene su estrella así que irás tú y punto ¿O es que vas a dejar que tu hermana tenga algo que tu no?

La muchacha fue al río y como no había forma de que se decidiera a tocar el agua porque estaba muy sucia, la madre acabó metiéndole la cabeza a la fuerza en el río. Pero lo peor no fue que la metiera, sino que la sacara…

- ¿¿Pero qué es eso?? - dijo la madre atónita mientras señalaba asustada frente de su hija

La hija, que se imaginó algo terrible en cuanto vio la cara de susto de la madre, se llevó las manos a la frente y gritó con todas sus fuerzas al darse cuenta de que lo que tenía en la frente no era una estrella sino un rabo de burro.

- ¡Rápido, al médico! ¡Tenemos que quitarte eso de la frente!- dijo la madre mientras la hija lloraba.

El médico decidió que lo mejor era cortárselo a ras y para disimularlo le pusieron un velo.

Al llegar a casa se encontraron con la carroza real en la misma puerta de su casa. En ese momento la madre recordó que hacía un tiempo que el príncipe se encontraba llamando de puerta en puerta para elegir a su esposa de entre todas las mujeres del reino. Y precisamente había llegado a su casa ese mismo día.

-Estrellita de Oro Ayúdame a encerrar a tu hermana en el desván. No podemos dejar que el pŕincipe vea que es ella quien tiene la estrella de oro.
- ¡Sí madre!

La madre le dijo al príncipe que era su hija, la que portaba el velo, quien había tenido la gracia de recibir la estrella de oro así que el príncipe la subió en su carroza creyendo que era ella la muchacha a quien estaba buscando para convertirla en su esposa.

Pero de repente, los caballos de la carroza dieron un traspiés y a la muchacha se le cayó el velo de la frente de la sacudida.

- ¿Qué es eso? ¡Eso no es una estrella, es una cola de burro! - dijo el príncipe enfadado cuando se dio cuenta de que habían tratado de engañarlo.

Rápidamente volvió a la casa de la muchacha y allí encontró encerrada en el desván a la muchacha que en realidad buscaba, su estrella de oro.

Volvieron a palacio, se casaron, fueron felices y comieron perdices.
Puntuación media: 8,6 (591 votos)
Tu puntuación:
Análisis de sus valores
Este cuento nos habla principalmente de humildad. La de la joven Estrellita de Oro que pese a no tener mucho, no envidia a quienes tienen algo que no tenga ella. Justo lo contrario de lo que hacen su madre y su hermana, que la envidian por su estrella de oro y precisamente por este motivo la hermana acaba con una cola de burro en la frente.
Cuentos con valores similares