Tobillo torcido con arroz
Síguenos en:

Tobillo torcido con arroz

Edades:
A partir de 8 años
Tobillo torcido con arroz Marcos se divertía con sus compañeros mientras entrenaban. Jugaban al baloncesto. Las pelotas iban y venían. Los juegos eran estupendos. Cada vez metía más canastas. Y era un genio defendiendo.

Pero entonces un balón llegó rodando y Marcos lo pisó. El pie se le fue y se cayó al suelo. El dolor del tobillo competía con la rabia de haberse caído.

-¡Vaya! -dijo el entrenador-. Parece que hoy Marcos nos trae la merienda: tobillo torcido con arroz.

Marcos no entendía a qué se refería el entrenador.

-¿Tobillo torcido con arroz? -preguntó el niño.

-Sí, chaval -dijo el entrenador-. Nos acabas de dar la oportunidad de dar una clase de cocina. ¡Todos al banquillo!

-¿Estás de broma? -preguntó Clara, una de las compañeras de equipo.

-¡Claro que no! -exclamó el entrenador!-. Lo que os voy a enseñar hoy no lo vais a olvidar nunca, porque es muy importante. Ayudad a Marcos a llegar al banquillo, sin apoyar el pie.

-No ha sido para tanto -dijo Marcos-. Puedo intentar apoyarlo.

-De eso nada -dijo el entrenador-. Estropearías la receta.

Saltando a la pata coja y con la ayuda de Clara y otro compañero, Marcos llegó al banquillo y se sentó.

-Bien, empecemos -dijo el entrenador-. Necesito arroz en inglés. ¿Quién sabe cómo se dice arroz en inglés?

-Rice -dijeron todos a la vez, pero muy bajito.

-No os oigo -dijo el entrenador-. Más alto, por favor.

-¡RICE! -gritaron todos.

-Perfecto -dijo el entrenador-. Pues vamos a fabricar ese RICE. Atentos.

El entrenador se preparó y dijo:

- R, de rest, es decir, reposo. Ya tenemos la primera parte del ingrediente.

Todos se miraban incrédulos. El entrenador continuó:

-I de ice, es decir, hielo. Pero no me vale ese spray frío que hay en algunos botiquines. El spray solo sirve para el primer momento, mientras llega alguien con el hielo. ¡Mirad! Ahí llega María con una buena bolsa que ha conseguido en el bar de aquí al lado. Siempre hay algún sitio al que se puede ir a pedir hielo. Pero antes de ponerlo tenemos que ir al siguiente paso. ¿Continuamos?

-¡Sí! -dijeron todos. El entrenador siguió hablando:

-Tobillo torcido con arrozC de compression, es decir, compresión. Hay que sujetar esto un poco con una venda elástica que tenemos aquí en el botiquín, sin pasarnos apretando para no cortar la circulación. En cuanto acabemos colocamos el hielo con una bolsa para que no se moje y no se queme la piel expuesta.

-Y la E, ¿de qué es? -preguntó Clara.

-E de elevation, es decir, elevación. Ponemos el pie en alto. Y ya tenemos la cena lista: tobillo torcido con arroz.

-Reposo, hielo, compresión y elevación -dijo Clara-. ¡RICE! Aunque nos baila la h.

-Pero funciona ¿no? -dijo el entrenador.

El entrenador llamó por teléfono a los padres de Marcos. Todos se quedaron con Marcos hasta que sus padres llegaron, haciendo bromas sobre la cena.

-Todo va a salir bien -le dijo el entrenador-. Solo hace falta un poco de paciencia precaución y dejarse cuidar un poco.
Puntuación media: 8,0 (90 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares