Mario entiende la importancia de donar sangre
Síguenos en:

Mario entiende la importancia de donar sangre

Edades:
A partir de 6 años
Mario entiende la importancia de donar sangre Mario se preguntaba por qué su hermana mayor decía que “donar sangre es donar vida”. La chica, que tenía ya 19 años, estudiaba enfermería en la universidad y siempre estaba recordando a sus padres lo importante que era donar. Le explicó a su hermano pequeño que las transfusiones de sangre no solo eran necesarias para las personas que sufrían un accidente o tenían que operarse, sino para muchas otras que tenían enfermedades crónicas. Un día por la tarde, la futura enfermera explicó a su hermano todo lo que tenía que saber sobre este tema tan importante.

Las personas tenemos aproximadamente cinco litros de sangre en nuestro cuerpo. El corazón la impulsa a través de las arterias para hacerla llegar a todos los tejidos del organismo. Después, la recupera a través de las venas tras haberse oxigenado en los pulmones. El 55% de la sangre es plasma, un líquido que contiene plaquetas, glóbulos rojos y leucocitos, los llamados glóbulos blancos.

La chica explicó al niño que la sangre tenía diferentes funciones vitales. La de las plaquetas es favorecer la coagulación y el taponamiento de las heridas al cortar las hemorragias. Por su parte, los glóbulos rojos llevan el oxígeno obtenido tras pasar por los pulmones a todas las células del organismo. El plasma transporta los nutrientes y el agua que se necesita para alimentar los tejidos. Y los glóbulos blancos o leucocitos actúan frente a las bacterias que atacan el organismo, nuestro sistema inmunológico.

Todas estas funciones son vitales para el organismo. Por eso es tan importante que haya sangre para todas las personas que la necesitan. Por ejemplo, para tratar algunas enfermedades o cuadros de anemia, para usar en intervenciones quirúrgicas o en personas que hayan sufrido un accidente y una hemorragia.

Mario entiende la importancia de donar sangreEl problema es que la sangre no se puede fabricar y tiene fecha de caducidad. Además, hay grupos sanguíneos más raros que otros. Los hombres pueden donar sangre cada 3 meses y las mujeres, como pierden sangre cuando tienen la menstruación, pueden hacerlo cada 4. No hay ningún peligro porque siempre se usa material desechable y nos atiende personal especializado. La hermana de Mario le explicó que había que tener 18 años para donar y pesar más de 50 kilos. El niño supo que lo haría en cuanto fuera mayor de edad.
Puntuación media: 8,6 (139 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares