Lupo y sus hermanos
Síguenos en:

Lupo y sus hermanos

Edades:
A partir de 3 años
Lupo y sus hermanos Lupo era un sapo muy especial que vivía en una charca con sus padres y sus hermanos pequeños. Le encantaba jugar entre los juncos y saltar al agua. Lo que pasaba es que estaba un poco celoso porque pensaba que sus padres hacían más caso a sus hermanos pequeños.

A él le pedían que cazase sus propias moscas para comer y que fuese al bosque a buscar hojas con las que taparse por las noches. Pero a sus hermanas todo eso se lo daban hecho, las moscas listas para comer y las hojas mulliditas preparadas para protegerse del frío. Cansado de todo aquello, Lupo se fue a ver a un mago y le pidió que volviese a convertirle en un sapo bebé para que sus padres hiciesen todas esas cosas por él.

Lo que pasó fue que, de vuelta a charca, sus padres no le reconocieron y se pusieron muy triste pensando que su hijo Lupo había desaparecido. Decidió entonces volver al mago y decirle que quería volver a ser como antes.

El mago le dijo que le ayudaría, pero que debía entender que era normal que sus padres prestasen más atención a sus hermanos pequeños. Que cuando él era como ellos también cuidaban de él, le daban de comer y le arropaban por la noche. El mago le hizo entender que sus hermanos no sabían hacer esas cosas solos y que por eso necesitaban la ayuda de un adulto.

-También la de su hermano mayor, recuérdalo, Lupo.

Le explLupo y sus hermanosicó, además, que el hecho de que sus padres le pidiesen que hiciera todas esas cosas solo no significaba nada malo, sino que confiaban en él y que sabían que se estaba convirtiendo en un sapo adulto y responsable. Que si le pedían que fuese a cazar moscas o a buscar hojas sabían que no haría nada peligroso y que volvería sano y salvo a la charca. Lupo entendió todo aquello perfectamente y desde entonces nunca más tuvo celos de sus hermanos.
Puntuación media: 8,7 (448 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares