Lucía y sus vacaciones en la ciudad
Síguenos en:

Lucía y sus vacaciones en la ciudad

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
Lucía y sus vacaciones en la ciudad Lucía vive en un pueblo llamado Artoes con su padre, sus dos tías y su abuela Carmencita. Todos los veranos disfruta mucho del tiempo libre en su pueblo donde no suele estar mucho durante el invierno porque se va al colegio en un autobús por la mañana temprano y está fuera de casa todo el día.

En el pueblo llega el sol y Lucía disfruta mucho bañándose en su piscina hinchable en el jardín, visitando la cuadra de la abuela y tocando el hocico a las vacas lecheras.

Además tiene dos vecinos que se llaman Luis y José que la van a buscar a casa muchas mañanas y salen a pasear en bici. Su padre la deja ir sola y a sus once años se siente libre.

Cuando sus amigos no están sale a pasear con su perrito Brutus, la abuela Carmencita la deja ir hasta la tienda del pueblo a comprar pan, el periódico y unas chuches.

Un domingo cualquiera su tía Patricia la llama al salón y le dice que la abuela Carmencita se va a ir de excursión toda la semana, que papá va a estar en una granja nueva buscando animales y que ella y su otra tía Elvira se van a ir a pasar una semana de vacaciones en la ciudad. Las dos han pensado que Lucía se puede ir con ellas, conocer la ciudad porque sola en la casa del pueblo no se puede quedar.

Lucia se entristece y piensa: ¡Qué horror! A la ciudad, un sitio donde solo hay calles y tiendas. Le dan ganas de llorar pero intenta evitarlo delante de la tía porque sabe que no puede hacer otra cosa. Se acabaron sus tardes de piscina, sus paseos en bicicleta, sus conversaciones con las vaquitas y sus paseos con Brutus.

Al día siguiente las tías le preparan una mochila y cogen un autobús de tres horas para ir a la ciudad. Cuando llegan allí el primer día Lucía estaba seria, una semana le parecía una eternidad.

Sin embargo a medida que pasaron los días, todo cambia. El primer día sus tías la llevaron al cine, una sala muy muy grande. No podía imaginar lo diferente que era el cine de su pueblo al de la ciudad. Se divirtió muchísimo.

OLucía y sus vacaciones en la ciudadtro día fueron a museos y a pasear por la ciudad. El tercer día fue genial porque fueron a un parque de atracciones. Le sacaron un montón de fotos para sus amigos. Había subido a los sitios más altos de la tierra.

El último día se fueron a unas piscinas y estuvo toda la tarde bajando por unos toboganes donde conoció a una niña que se llamaba Aurora y se dieron los teléfonos de sus padres para hablar algún día con el móvil y verse si algún día volvía a la ciudad.

Cuando cogieron el autobús de vuelta Lucía tenía una sonrisa en la cara. Había disfrutado de las vacaciones muchísimo y ahora sabía que la ciudad también era un buen lugar para pasar el verano.
Puntuación media: 8,2 (121 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares