Los aros olímpicos
Síguenos en:

Los aros olímpicos

Edades:
A partir de 6 años
Valores:
Los aros olímpicos A Adolfo le gustaba mucho el deporte. Tenía claro que, de mayor, sería deportista profesional. Por eso estaba viendo vídeos de los Juegos Olímpicos. Ese era su gran reto. Su abuelo había estado en los Juegos Olímpicos de joven y él quería ir también.

De pronto le entró curiosidad por saber qué significaban los aros olímpicos.

-¿Por qué hay cinco aros? Y ¿qué significaba cada color? -se preguntó.

Adolfo llamó a su abuelo para preguntárselo. El abuelo le dijo que fuera a verlo y que se lo contaría todo.

En menos de media hora Adolfo llegó a casa de su abuelo. Esto fue lo que el abuelo le contó:

-Los cinco anillos representan los cinco continentes, América, Europa, Asia, África y Oceanía, porque hay deportistas de cada uno de ellos. Además, los anillos están entrelazados, para representar unidad.

-¿Y los colores? -preguntó Adolfo.

-Los 5 colores de los anillos, azul, negro, amarillo, verde y rojo, más el blanco del fondo se eligieron para se eligieron de forma que todas las banderas de los diferentes países tuvieran, al menos, uno de esos colores. De ese modo, todos los países están representados.

-Rojo y amarillo de España -dijo Adolfo.

-Azul, rojo y blanco de Francia -dijo el abuelo.

Los aros olímpicos-Y de Estados Unidos también -dijo Adolfo-. ¡Y de Inglaterra!

-Y de Chile, Cuba, de Costa Rica y de Australia-dijo el abuelo.

-¡Vamos a buscar más! -dijo Adolfo.

Y así se pasaron la tarde abuelo y nieto, comprobando lo colores de las banderas de todos los países, buscándolos en un mapa y descubriendo infinidad de cosas nuevas.
Puntuación media: 8,6 (126 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares