Lisa, la pitagorina
Síguenos en:

Lisa, la pitagorina

Edades:
Todas las edades
Valores:
Lisa, la pitagorina A Lisa en el cole siempre la llamaban la “pitagorina”. Lo escuchaba a todas horas, pero nunca se había parado a pensar qué significaba. Hasta que un día le preguntó a su madre y esta le contó la historia del personaje del que sus compañeros habían sacado el apodo: Pitágoras.

No está claro, ya que estamos hablando de un hombre que vivió hace muchos siglos, antes incluso de Cristo, pero se cree que nació el 569 a.C. en la isla de Samos, en Grecia. Su padre era un rico comerciante y por eso pudo viajar a Egipto, Fenicia y Babilonia. Después, hacia el año 529 viajó al sur de Italia y fundó en Crotona la fraternidad pitagórica. De ahí nació el movimiento conocido como pitagorismo.

Pitágoras tomó como referencia las enseñanzas de filósofos, como Tales de Mileto, Anaximandro y Anaxímenes. Como nunca dejó nada escrito, los estudios de filosofía de Pitágoras se conocen sólo a través de la obra de sus discípulos, es decir, de sus alumnos. Los pitagóricos creían en la obediencia y el silencio, en la sencillez en el vestir y en el autoanálisis. De hecho, se cree que el primer vegetariano moderno fue Pitágoras. La ética pitagórica incluía además la orden de no matar criaturas vivas y creía en la inmortalidad del alma.

Pitágoras destacó, además, por sus investigaciones matemáticas. Entre otras cosas, los pitagóricos estudiaron los números pares e impares, los números primos y los cuadrados. Para ellos el concepto de número era el principio crucial de toda proporción, orden y armonía en el universo.

ELisa, la pitagorinan geometría descubrieron el teorema de la hipotenusa, el conocido como teorema de Pitágoras que Lisa recordaba haber estudiado ya en el cole. La escuela pitagórica destacó también en el campo de la astronomía. Fueron los primeros en considerar a la Tierra como un globo que gira junto a otros planetas alrededor del sol.

Gracias a todo lo anterior, los pitagóricos fueron muy influyentes en la política del sur de Italia. Finalmente, Pitágoras abandonó Crotona y se fue en su vejez a Metaponte, región que también está en lo que actualmente es Italia.
Puntuación media: 8,3 (68 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares