Las tres hadas
Síguenos en:

Las tres hadas

Edades:
A partir de 4 años
Las tres hadas Había una vez tres hadas muy felices que vivían juntas en la misma casa. Una se pasaba el día leyendo. Se llamaba Lea. Otra solo se dedicaba a pintar. Su nombre era Piti. La tercera se ocupaba de limpiar y cocinar. Todos la llamaban Coqui.

Nadie entendía por qué Coqui era la única que se ocupaba de las tareas en aquella casa. Pero a Coqui le daba igual, porque ella era feliz así.

Pero un día llegó a la aldea un circo. Todas las hadas fueron a ver el espectáculo. Viendo lo que hacían los artistas, Coqui descubrió que le encantaba la música.

-Me encantaría tocar el arpa como esos elfos y cantar como esas ninfas -suspiró Coqui de vuelta a casa.

Uno de los artistas del circo la escuchó y le dijo:

-Joven hada, que tus deseos se hagan realidad.

Y con un chasquido, el artista, que era mago, hizo aparecer un arpa y un pequeño libro.

-¡Oh, qué maravilla! -exclamó Coqui.

-Es un libro mágico -dijo el artista mago-. Solo tienes que practicar todos los días y él te irá guiando.

-Gracias -dijo Coqui. Y se fue para su casa.

-¡Lea, Piti, mirad que maravilla traigo! - dijo Coqui. Y les contó lo que le había pasado.

-¡Qué bien! -dijo Lea-, pero ¿cuándo vas a practicar? Las tareas de la casa te llevan todo el día.

Las tres hadas-Sí, es cierto -dijo Piti-. No paras en todo el día.

-Bueno, si nos repartimos las tareas de la casa podré sacar tiempo para practicar -dijo Coqui-. Al fin y al cabo vosotras le dedicáis todo el días a vuestras aficiones ¿no? Es buen momento para que yo también tenga una.

Lea y Piti entendieron que era justo lo que Coqui proponía y se repartieron las tareas, como buenas compañeras.
Puntuación media: 8,5 (707 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares