La visita al Ágora
Síguenos en:

La visita al Ágora

Edades:
A partir de 8 años
Valores:
La visita al Ágora Del viaje de estudios que hizo con toda su clase a Atenas, lo que más le había gustado a Adri era el Ágora. En la capital de Grecia, además de visitar el Acrópolis, lo que la gente siempre recordaba, los niños pudieron ver y descubrir muchos otros rincones apasionantes. En el Ágora pudieron hacerse una idea de cómo eran las relaciones sociales en el Antigua Grecia.

El guía de la visita les explicó que el Ágora griega era el centro de la vida social, política y comercial de la ciudad. En este recinto se celebraban debates políticos, elecciones, celebraciones religiosas, actividades mercantiles, actuaciones teatrales y hasta competiciones atléticas. Muchos filósofos como Sócrates iban allí a difundir sus enseñanzas.

El Ágora se construyó en el siglo VI a.C. En su interior había un mercado donde se intercambiaban objetos, un recinto sagrado con numerosos templos y un centro de gobierno donde se debatían las leyes y se tomaban las decisiones que afectaban a los habitantes de la ciudad.

Tras una época de esplendor inicial, varias guerras contra el ejército persa y otros adversarios destruyeron el Ágora aunque después se iba reconstruyendo. Entre los años 1859 y 1912 se llevaron a cabo varias excavaciones y por eso hoy podemos ver este conjunto arqueológico en tan buen estado de conservación.

Cuando empezaron las obras para construir una de las líneas de metro se descubrieron numerosos restos. Dentro del Ágora griega, la clase de Adri visitó el templo de Hefesto. El guía les explicó que fue construido en el siglo V aLa visita al Ágora.C. y que es el mejor conservado de Atenas. Había dos estatuas enormes de un gigante y dos tritones y otra con unos filósofos sentados. Al lado, una sala de conferencias y un teatro. Hoy día sólo podemos ver en pie parte de las esculturas porque el edificio fue destruido durante una guerra en el año 267 d.C. Solo se pudieron rescatan algunas cosas que hoy conforman la exposición permanente del museo. Por ejemplo, objetos de cerámica, joyas, armas o monedas que fueron apareciendo en las excavaciones de la zona.
Puntuación media: 8,3 (58 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares