La pandilla Aventurilla y el mensaje secreto
Síguenos en:

La pandilla Aventurilla y el mensaje secreto

Edades:
A partir de 6 años
La pandilla Aventurilla y el mensaje secreto La pandilla Aventurilla estaba haciendo de las suyas fisgando en Casa Librus, la librería más antigua de la ciudad —y también del mundo entero, todo hay que decirlo—.

No era la primera vez que Alex, Maya, Luke y Andrea visitaban la vieja librería, pero aquel pasó algo bastante extraño.

Mirando en una de las estanterías, Alex encontró un libro muy extraño. No es que en aquel lugar abundaran los libros normales, pero este era especialmente raro.

—¡Venid a ver esto! Este libro tiene dentro un mensaje secreto.

—¿Cómo sabes que es secreto? —preguntó Maya.

—Parece que está escrito en código —dijo Luke. .

—¿Qué crees que significa? — preguntó Andrea mientras miraba el mensaje.

—No sé qué pensaréis vosotros, pero no pienso parar hasta descubrir qué pone aquí —dijo Alex.

Sin decir nada más, la pandilla Aventurilla desplegó su equipo resuelve-misterios para empezar a trabajar. Linternas, lupas, papeles, lapiceros, agua y cojines hinchables aparecieron en el suelo de la librería.

—¿Y el chocolate negro con almendras? —preguntó Maya.

—Aquí lo tengo —dijo Luke, colocando un par de tabletas en la mesa.

—Estamos listos —dijo Alex.

Tras un buen rato trabajando sobre el código, Luke suspiró y dijo:

— Este código es muy complicado. Hay que buscar ayuda.

Maya fue en busca don Bartolo, el librero, un señor que parecía tan antiguo como la propia librería.

—Vaya, vaya, así que es aquí donde estaba escondida la pista para recuperar el libro perdido de Los Churumbélidos —dijo don Bartolo.

—¿Qué? —dijeron a coro los niños.

Don Bartolo les contó una historia.

—Hace años, cuando mi abuelo fundó esta librería, el representante de un grupo secreto llamado Los Churumbélidos vino por aquí. Querían que mi abuelo les guardara un libro muy antiguo que contenía las respuestas a los misterios más antiguos de la humanidad.

—¿Qué pasó, don Bartolo? —preguntó Alex.

—Después de muchos años, mi abuelo tuvo que cambiarlo de lugar, porque alguien había intentado robarlo. Le dijo a mi padre que encontraría una pista sobre su paradero en uno de los libros de la librería. Pero mi padre olvidó en cuál y, por más que he buscado, no había dado con la pista, hasta ahora.

—Pero esto no hay quién lo entienda —dijo Maya.

La pandilla Aventurilla y el mensaje secreto—A no ser que hables churumbélido, muchacha —dijo don Bartolo.

Gracias a aquella pista, don Bartolo recuperó el libro perdido de Los Churumbélidos.

—¿Qué va a hacer con el libro, don Bartolo? —preguntó Andrea.

—Lo devolveré a sus dueños y que se ocupen de él, que yo ya soy muy mayor para libros secretos.

Alex, Maya, Luke y Andrea se quedaron con ganas de echarlo un vistazo al libro, pero don Bartolo no les dejó.

—Tendréis que encontrar otro libro misterioso, menos peligroso que este —le dijo.

—Mañana volveremos, a ver qué encontramos —dijo Maya.

—Aquí estaré, como siempre —dijo don Bartolo.

La pandilla Aventurilla dejó la Casa Librus un día más, deseando volver en busca de más aventuras
Puntuación media: 7,7 (250 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares