La mariposa presumida
Síguenos en:

La mariposa presumida

Edades:
A partir de 4 años
La mariposa presumida Había una vez una mariposa muy presumida que se pasaba el día exhibiendo de su gran belleza. Un día llegó al bosque una mariposa mucha más bella que ella. Como no podía soportar que otra mariposa fuera más bonita fue a ver al Hada de la Montaña.

-Quiere ser siempre la mariposa más bella -dijo la mariposa-. Por favor, lanza un hechizo para que sea posible.

-No es buena idea, mariposa -le dijo el hada-. Tú eres muy bella así.

-Pero quiero ser la más bella -insistió la mariposa.

-Estas cosas tienen consecuencias, mariposa, no lo olvides -dijo el hada.

-No me importa, mientras yo sea la más bella del mundo -dijo la mariposa.

El Hada de la Montaña lanzó el hechizo que la mariposa le pidió. Esta se fue muy contenta y satisfecha con el resultado.

Pronto se corrió la voz de que en aquel lugar había una mariposa de extrema belleza. Pronto empezaron a verse por el bosque decenas de curiosos que querían contemplar a la mariposa. Y como esta era tan presumida, estaba encantada de tener público.

Cada vez había más gente que acudía al bosque a ver a la mariposa presumida. ¡Qué feliz estaba la mariposa! Había conseguido lo que quería.

HLa mariposa presumidaasta que un día, en plena noche, alguien la cazó y la metió en un tarro.

-Mañana te disecaré y formarás parte de mi colección -dijo el cazador-. La gente pagará mucho dinero por venir a verte.

Menos mal que el Hada de la Montaña estaba vigilando porque, en cuanto vio lo que pasaba, lanzó un rayo mágico que rompió el tarro. La mariposa salió volando y se escondió.

La mariposa presumida siguió siendo la más bella, pero ya nunca más volvió a presumir como lo hacía antes.
Puntuación media: 8,5 (516 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares