La fiesta de cumpleaños de Ana, Eva y Clara
Síguenos en:

La fiesta de cumpleaños de Ana, Eva y Clara

Edades:
A partir de 6 años
La fiesta de cumpleaños de Ana, Eva y Clara Ana, Eva y Clara eran tres hermanas que celebraban su cumpleaños el mismo día. Aunque no habían nacido las tres a la vez. Primero nació Ana. Un año después nació Eva. Por último, justo un año más tarde, nació Clara.

Las tres hermanas estaban muy contentas por poder celebrar juntas su cumpleaños. Sus padres organizaban una gran fiesta a la que iba toda la familia, todos los amigos de la niñas y hasta los vecinos del barrio.

El año que las niñas cumplías diez, nueve y ocho años ocurrió algo. Ana decidió que ya era mayor para tomar parte en la organización de la fiesta, y así se lo dijo a sus padres.

-Creo que este año yo debería hacerme cargo de organizar parte de la fiesta. Creo que soy suficientemente mayor.

Los padres de Ana estaban encantados con que la niña se sintiera tan responsable, así que le cedieron parte del trabajo.

-¿Qué te parece hacer y enviar las invitaciones? -le preguntó su madre.

-¡Perfecto! -dijo Ana. Y se puso con ello.

Eva y Clara también querían ayudar, pero Ana no les dejó.

-Es mi responsabilidad, pues soy la mayor. Voy a cumplir diez años. Vosotras todavía no podéis hacer estas cosas -dijo Ana.

-Podemos echarte una mano, que tú nunca lo has hecho -dijo Eva.

-Entre las tres seguro que lo hacemos mejor -dijo Clara.

-Que no, que no -dijo Ana-. Iros a vuestras cosas y a mí dejadme con esto.

Ana diseñó unas invitaciones preciosas y se ocupó de hacerlas llegar a todos los invitados.

Llegó el día de la fiesta y las tres hermanas se fueron junto con sus padres al parque que había junto al bosque. Era el primer año que celebraban la fiesta fuera de casa. Pero pasaba el rato y allí no se presentaba nadie.

-¿Seguro que pusiste bien el día y la hora, Ana? -preguntó mamá.

-Sí, mamá -dijo Ana-. Copié lo mismo que había en las tarjetas del año pasado.

-Pero el año pasado hicimos la fiesta en casa -dijo Clara.

-¡Uy, es cierto! -dijo Ana-. En la invitación no pone dónde es la fiesta, así que seguro que todos han ido donde siempre.

-¡A casa! -exclamaron Eva y Clara a la vez.

-Rápido, chicas, hay que recoger esto e irse a casa -dijo papá-. Con un poco de suerte estarán allí esperando.

La fiesta de cumpleaños de Ana, Eva y Clara-¡Ey, familia, qué pasa! -exclamó Martín, el primo favorito de las tres hermanas-. Menos mal que he pasado por casa a ver si necesitábais algo. Teníais a toda la gente en la puerta. No sabían que la fiesta era aquí.

-Y tú, ¿cómo lo sabías? -preguntó Ana.

-Creo que se lo dijimos nosotras por casualidad ayer cuando vino a ayudarnos con los preparativos sorpresa -dijo Eva.

-¿Sorpresa? -preguntó Ana.

-Sí, la que has estado a punto de chafar por no hacer las cosas bien -le recriminó Clara.

-Lo siento -dijo Ana-. Tenía que haber aceptado vuestra ayuda.

-Bueno, niñas, no pasa nada. Todo se ha solucionado -dijo mamá-. El próximo año lo haremos mejor. Ahora, ¡a divertirse!
Puntuación media: 8,7 (124 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares