Julia y el día que faltó el agua
Síguenos en:

Julia y el día que faltó el agua

Edades:
A partir de 4 años
Julia y el día que faltó el agua Julia se levantaba todas las mañanas y antes de ir al cole abría el grifo y se lavaba la cara con sus manos sonrosadas para despertarse. Después abría el grifo de la ducha y dejaba que el agua corriera rápidamente hasta transformarse de fría a caliente. ¡Le encantaba darse una ducha antes de desayunar! Estaba un rato hasta que mamá le tocaba a la puerta insistentemente para que saliera.

Cuando salía ya para desayunar, Julia pensaba que papá y mamá eran un poco pesados con el tema de que el agua se gasta, que hay poca, que hay que pagarla… no lo entendía. Todo el mundo tiene agua…

Después se lavaba los dientes con el grifo abierto que mamá también le cerraba todos los días y se iba al cole. Mojaba el peine para repasar su pelo y hacerse una coleta antes de irse.

Ese día en el cole justo informaron a Julia de algo que iba a suceder que no se esperaba. Estaba siendo el invierno más caluroso de las últimas décadas y no había llovido nada en el último mes. Si esto seguía así a finales de semana se empezará a restringir un poco el agua hasta que se llenen de nuevo los pantanos o se tomen otras medidas, dijo el profesor.

Julia recordó lo que sus padres le decían respecto al agua. ¿Y si es verdad que dentro de unos años el agua se agota? Llegó a casa dándole vueltas al asunto. El viernes apareció y las nubes grises que informaban de tormenta seguían sin aparecer así que el fin de semana tendría menos agua en casa.

NJulia y el día que faltó el aguaada más despertarse lo noto, no tenía el agua tan fresca para su casa, pues el agua salía con un chorro más fino. Tenía que tener en cuenta las horas de uso para ducharse…. Cuando llegó el domingo, Julia ya había entendido la importancia de cuidar el agua y el medio ambiente. No sólo había sentido la necesidad de tener más sino que había ido de excursión con sus padres y había visto como la naturaleza estaba más pobre y oscura por la falta de agua.

A Julia le quedó una idea clara nosotros que somos niños debemos de cuidar del medio ambiente para que la naturaleza este sana, crezca y podamos disfrutar de ella somos los guardianes de todo lo que nuestros padres nos dejan.
Puntuación media: 8,6 (610 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares