Incitatus, la gran pasión de Calígula
Síguenos en:

Incitatus, la gran pasión de Calígula

Edades:
A partir de 8 años
Valores:
Incitatus, la gran pasión de Calígula Corría el año 37 después de Cristo cuando Cayo Julio César Augusto Germánico, más conocido como Calígula, se convertía en el tercer emperador de la Antigua Roma.

Cuando Calígula llegó al poder se convirtió en un gobernante querido por su pueblo. Pero pocos meses después el emperador cayó gravemente enfermo y a punto estuvo de perder la vida.

Sin embargo, aunque conservó la vida, no pasó lo mismo de su cordura ya que, cuando se recuperó, el emperador había cambiado. Así, Calígula pronto se hizo famoso por sus locos caprichos y excentricidades. Una de sus más famosas locuras la protagonizó Incitatus.

Incitatus era un hermoso caballo hispano del que Calígula se enamoró perdidamente. Tal era el amor y adoración que el emperador sentía por su caballo que lo convirtió en el caballo más rico de toda la historia.

-Quiero que construyáis para Incitatus una caballeriza de mármol con pesebres de marfil -ordenó Calígula-. Y no quiero que ningún otro caballo esté con él, pues ningún otro animal es digno de ello.

Tras ordenar la construcción de las lujosas caballerizas, Calígula ordenó que su caballo estuviera bien cuidado. El emperador pronto vio que esto no era suficiente, por lo que le dio a Incitatus toda una villa con jardines. A su servicio puso a nada más y nada menos que dieciocho sirvientes que se ocupaban del caballo en exclusiva.

-Tapadlo con mantas color púrpura, y no me importa que ese sea el color más caro. El púrpura es el color reservado para la familia imperial e Incitatus es de mi familia. Incitatus merece lo mejor, así que adornadlo también con collares de piedras preciosas. En cuanto a la comida, quiero que coma como se merece, así que deseo que le deis copos de avena mezclados con escamas de oro, que beba el mejor vino en copas de oro y que coma todos los ratones, calamares, mejillones y pollo que desee.

Viendo lo feliz que estaba su amado caballo, Calígula se dio cuenta que aún faltaba algo, así que le buscó una esposa. Pero como no encontraba una yegua a su altura, Calígula casó a Incitatus con Penélope, una hermosa mujer de la alta sociedad.

PIncitatus, la gran pasión de Calígulaero no acaban aquí las locuras de Calígula para con su caballo favorito. Cuentan que, para tranquilizarle antes de una carrera, el emperador dormía con él y mandaba callar a todo el mundo para garantizar el descanso del animal, que era un gran corredor.

Un día, viendo a su maravilloso caballo disfrutar de las maravillas que había preparado para él, Calígula decidió hacerle un regalo especial: le dio un puesto en el gobierno. Así, Incitatus se convirtió en el primer y único caballo gobernante, ya que Calígula le otorgó el prestigioso título de Cónsul de Britania en el Senado.

Así, el caballo favorito del emperador vivió a cuerpo de rey hasta el año 41, cuando Calígula cayó. No se sabe muy bien qué pasó con Incitatus después. Lo que es seguro es que fue obligado a abandonar su puesto de gobierno.
Puntuación media: 8,7 (23 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares