Fran no puede comer cereales
Síguenos en:

Fran no puede comer cereales

Edades:
A partir de 3 años
Fran no puede comer cereales Fran tiene que empezar a quedarse al comedor porque su papá ha empezado en un trabajo nuevo y ya no lo puede recoger en el cole a la misma hora que antes. Los abuelos se van de vacaciones, así que ya no le queda otra alternativa.

A Fran le da mucho miedo quedarse en el comedor del colegio, porque es celiaco. Eso significa que es intolerante al gluten. El gluten es una sustancia que se encuentra en las harinas de los cereales. Por ello no puede comer productos que tengan gluten y que no sea específico para ellos. No puede comer los macarrones con tomate, los yogures con cereales, chocolates y muchas otras cosas… que gustan mucho a los niños. Esto hace que muchos niños se rían de él porque en los cumpleaños no merienda lo mismo que los demás y lo tratan de diferente. Por eso le da miedo ir al comedor.

El papá de Fran habló con la directora del colegio y con su tutora para que todos los cuidadores del comedor y la cocina lo tuvieran en cuenta. Fran pasó la mañana muy nervioso y apenas escuchó lo que explicó la profesora en las clases de mates y lengua. Además, cuanto más nervioso se ponía más sensación de hambre tenía y eso que había llevado su bocadillo de pan sin gluten y su trozo de queso. Su mejor amigo, Carlos, no se quedaba al comedor, pero le decía que estuviera tranquilo que además era una suerte poder quedarse después de comer una hora a jugar en el patio con muchos niños que se quedaban y que seguro que hacia amigos nuevos y las profes lo atendían con cariño.

Cuando llegó la hora de pasar al comedor Fran se quedó sorprendido. Una educadora lo sentó en una mesa, le presentó y además le dijo que no se preocupara que también había otros niños que tenían intolerancia al gluten. El otro niño que también tenía dieta especial le saludo y luego mientras llegaba la comida ya empezaron en la mesa a hablar de otras cosas entre todos.

CFran no puede comer cerealesuando llegó la comida, todo estaba bien, era parecido a lo que comida que tenía en casa. Cuando le trajeron el segundo plato otra educadora vino a hablar con él para ver cómo se encontraba y Fran le dijo que ya más tranquilo que había tenido mucho miedo de que lo miraran como un bicho raro, de que la comida le sentará mal o que no le pudieran traer diferente comida. La educadora le tranquilizó y le dijo que hace unos años los niños que tenían esta dificultad era más difícil porque no se hacía mucha comida sin gluten pero que ahora casi podían comer de todo porque ya se tenía en cuenta y había muchos supermercados que tenían comida diferente y muy rica.

Fran se sintió tranquilo, se lo paso muy bien en el recreo del comedor y cuando vino su papá a buscarlo ya le dijo que estaba contento de repetir al día siguiente.
Puntuación media: 8,5 (258 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares