El zorro enamorado
Síguenos en:

El zorro enamorado

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
El zorro enamorado Poly era un joven zorro que vivía en un frondoso bosque. En el mismo bosque vivían muchos otros zorros. Uno de ellos era la joven zorrita Kapha.

Desde la primera vez que Poly había visto a Kapha se había enamorado de ella. A Poly le encantaba Kapha. Solía mirarla cada vez que ella pasaba cerca de él, y cuando no estaba cerca Poly pasaba su tiempo pensando en Kapha.

No pasó mucho tiempo hasta que Poly y Kapha se hicieron grandes amigos. Los dos jóvenes zorros pasaban mucho tiempo juntos. Jugaban, salían de paseo por el bosque o se bañaban en el río.

Era una amistad muy bonita y ambos se sentían muy felices. Aunque Poly no se sentía bien del todo, ya que él estaba enamorado de Kapha y sentía que solo podrían ser amigos, ya que Kapha era una zorrita muy hermosa e inteligente y él, bastante feo y poco interesante.

Poly veía a otros jóvenes zorros y creía que ellos serían mejor alternativa para Kapha. Una zorra tan bonita no se fijaría en alguien como él, pensaba Poly.

Muchas veces Poly fantaseaba con confesarle su amor a Kapha, pero pensaba que hacer algo así sería absurdo. Quedaría como tonto y encima perdería su amistad.

Un día, Poly estaba solo en el bosque, se lo veía triste y desanimado. Por ello, un búho que estaba merodeando la misma zona se detuvo a hablar con él.

Poly le explicó al búho la situación y le contó todo lo que sentía y pensaba. El búho al oír a Poly se rio a carcajadas. El zorrito se enojó con el ave que parecía burlarse de él, pero el búho le explicó que era lo que le hacía gracia: Poly estaba sufriendo por puras conjeturas, en realidad él no sabía que pensaba Kapha de él, ni como lo veía, si le parecía feo o lindo, interesante o no, ni mucho menos que era lo que ella sentía por él. Todas eran suposiciones de Poly, la realidad no la conocía.

El búho alentó a Poly a confesarle su amor a Kapha. La verdad era que no había nada que perder, y en caso de que Kapha no sintiera lo mismo, Poly al menos no continuaría con una falsa esperanza ni con esa sensación de incertidumbre, sino que podría seguir adelante.

Así fue como Poly se armó de valor y en el siguiente paseo que tuvo por el bosque a solas con Kapha le confesó lo que sentía.

KEl zorro enamoradoapha se sonrojó al oír a Poly, y lo que le dijo fue que ella también sentía lo mismo por él, y que a veces tenía miedo de que él no la quisiera o la viera solo como a una amiga. Conversando se dieron cuenta de que ambos se amaban el uno al otro, pero no tanto a sí mismos, ya que pensaban que no eran suficiente para que el otro se fije en ellos.

Pasado un tiempo Poly y Kapha fueron fortaleciendo su vínculo, formaron una bonita familia y tuvieron unos cuántos cachorros a los que les enseñaron a no tratar de adivinar qué opina o siente el otro, sino averiguarlo. También les enseñaron a sus cachorros a no tener miedo a revelar sus sentimientos.

Ahora los paseos en el bosque no eran más de a dos, sino que en familia. Poly, Kapha y sus cachorros se convirtieron en una de las familias más felices del bosque.
Puntuación media: 8,5 (1526 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares