El reto de los guisantes
Síguenos en:

El reto de los guisantes

Edades:
A partir de 6 años
El reto de los guisantes A Marisol no le gustaban los guisantes. Cada vez que los veía se enfadaba mucho.

Lo curioso es que Marisol nunca había probado los guisantes. Simplemente, les tenía manía y no los quería comer.

Pero como hay que comer de todo, la mamá de Marisol ideó un plan. Llamó a la niña y le dijo:

-Marisol, te propongo un reto: el reto de los guisantes.

-No voy a comer guisantes -dijo Marisol.

-¿Y si te los cambio por una tarde de chicas en el cine, con las amigas que quieras, con palomitas y refresco para todas? -preguntó mamá.

A Marisol le gustaban mucho ir al cine, así que prestó atención.

-Por cada guisante que comas meteré un euro en un bote. El primer día comerás solo un guisante y yo meteré un euro en el bote. Al día siguiente comerás dos y yo meterés dos euros en el bote.

-Vale, ya lo pillo -interrumpió Marisol-. Y el tercer día yo como tres guisantes y tú metes tres euros en el bote.

-Eso eso -dijo mamá-. Cuando hayas conseguido suficiente dinero nos vamos al cine.

Ese mismo Marisol se comió a regañadientes el guisante. Pero como vio que su madre metía el dinero en el bote se puso contenta.

Al día siguiente Marisol se comió dos guisantes. Ya tenía dos euros más en el bote.

Entonces, se le ocurrió una idea: comer más guisantes para conseguir antes el dinero. Aún mejor, comer más todavía para poder llevar a más amigas al cine.

Y así, poco a poco, Marisol no solo consiguió el reto y se fue al cine con sus amigas sino que, además, ¡le empezaron a gustar los guisantes!
Cuando llegaron a casa, Marisol le dijo a su madre:

El reto de los guisantes-Mamá, a partir de mañana ya no me van a gustar ni las lentejas, ni las alubias ni los garbanzos. ¿Hacemos otro reto?

-Claro -dijo su madre-. Por cada cucharada que dejes en el plato te cojo un euro de la hucha y, cuando llene otro bote, nos vamos al cine. ¿Qué te parece el reto?

Madre e hija se rieron un buen rato, después de haber pasado una tarde fantástica gracias al reto de los guisantes.
Puntuación media: 8,3 (85 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares