El policía novato
Síguenos en:

El policía novato

Autor:
Edades:
A partir de 4 años
El policía novato A la estación de policía regional habían ingresado los nuevos oficiales, todos ellos recién graduados como tales. En su primera semana laboral a cada uno de los nuevos policías se le asignaba una misión, en la cual por supuesto serían supervisados por otros oficiales más experimentados.

Al novato Horacio le tocó trabajar con el comisario Teceli.

—Bienvenido a la estación Horacio, te hablaré de nuestra primera misión juntos.

—Un gusto jefe Teceli, lo escuchó con atención.

—Mira, debemos investigar a los hermanos Borson, recibieron amenazas últimamente y debemos protegerlos. Pero además sospechamos que hay conflictos familiares que pueden estar relacionados.

—Entiendo —dijo Horacio entre nervioso y entusiasmado por su primera misión.

—Aquí tienes las direcciones de ambos, viven cada uno con su respectiva esposa e hijos.

—De acuerdo, con gusto me encargo.

El primer día Horacio fue a la casa de Marcos Borson. Desde una camioneta de vidrios oscuros, y con carteles de electricista, observó la vivienda. El joven oficial pudo ver que la familia aparentaba normalidad, pero por la noche vio por una de las ventanas como Marcos se quitaba el anillo de bodas y se dirigía a dormir a una habitación diferente que su esposa.

El segundo día Horacio fue a la vivienda de Julián Borson. Allí pudo observar desde un ventanal a Julián quitándose el cinto delante de su hija de ocho años. Posteriormente, dejó de verlo, pero escuchó fuertes golpes y gritos de la niña.

Horacio repitió la observación varios días seguidos y veía que en la casa de Marcos Borson se repetía la secuencia a diario, y en la casa de Julián Borson sucedía lo mismo varias veces por semana.

Así, transcurridas tres semanas de investigación, Horacio se dirigió a contarle el resultado de su trabajo al comisario Teceli.

—Señor, tengo mucha información derivada de mi seguimiento a los hermanos Borson.

—Cuéntame Horacio, soy todo oídos. Este es un caso muy importante.

—En cuanto a Marcos, descubrí que está con problemas matrimoniales. La primera noche que lo observé, lo vi quitarse su anillo de bodas. Y tanto ese día como los siguientes ha dormido en otra cama, no con su esposa.

—Interesante—comentó el comisario.

—Ahora bien, en mi opinión es peor lo de Julián Borson. El hombre es violento con su hija. Varios días por semana se quita su cinto y la golpea. Lo vi quitarse el cinto y luego se oyeron golpes y gritos de la niña. Es evidente lo que sucede.

—Muy bien Horacio, interesante tu trabajo.

—¿Cómo seguimos ahora, jefe?

—Seguimos por evaluar tu primera lección.

—¿Lección? ¿Pero y el caso de los Borson?

—Horacio, no existe el caso, me lo inventé para enseñarte algo y veo que fue importante.

El joven oficial escuchó atento y con una expresión de sorpresa.

El policía novatoLos hermanos Borson son en realidad dos oficiales de otra estación de policía. Marcos se lleva de maravillas con su esposa, sucede que él ha pasado por una cirugía reciente y por eso necesitó dormir por algunos cuantos días en una cama especial. En cuanto al anillo, se lo quitó porque sus manos se hincharon por una medicación.

Después de un breve silencio, el comisario Teceli continuo.

—Ahora bien, Julián es un gran padre. Lo que has visto es como él le enseña a su pequeña a gestionar sus emociones. Cada vez que la niña vuelve de la escuela enfadada, Julián le da su cinto para que la pequeña azote unos cojines. Luego de eso se siente muy aliviada y se dedica a sus tareas escolares y a jugar totalmente relajada.

—Pues me equivoque bastante —dijo avergonzado Horacio.

—Tranquilo, estás aprendiendo, solo quería que aprendieras que no todo es como aparenta. Y por ello debemos ser muy cuidadosos en cómo interpretamos lo que vemos —dijo el comisario en un tono tranquilo y amigable.

Con el paso del tiempo, Horacio se convirtió en un excelente policía, y por siempre recordó la fundamental lección que el comisario Teceli le había dado.
Puntuación media: 8,3 (195 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares