El pasacalles
Síguenos en:

El pasacalles

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
El pasacalles Como todos los veranos, en los pueblos de Rocas Bellas, Rocas Altas y Rocas Grandes se celebraba el famoso pasacalles de verano.

Fabricaban carrozas, disfraces, inventaban canciones y votaban cuál era el mejor pasacalles entre todos los habitantes de los tres pueblos.
¡Qué ilusión! ¡Por fin es verano y haremos el pasacalles! – decían todos entusiasmados.

Al día siguiente, todos los habitantes de los tres pueblos se pusieron manos a la obra.

Todos estuvieron días y días trabajando, aunque, como todos los años, lo más probable era que ganase el pueblo de Rocas Bellas.

¡Ojalá ganemos este años también! – decían todos los habitantes.

Se esforzaban muchísimo y siempre merecían el primer premio. Sin embargo, los habitantes de Rocas Grandes, que eran los más envidiosos y los que menos se esforzaban, ese año iban a por todas.

Por fin todos acabaron su disfraces, sus pasacalles y todo lo que necesitaban y lo guardaron hasta el día siguiente, momento en el que se celebraría el gran día.

Cuando los habitantes de Rocas Bellas se levantaron para ultimar los detalles, se llevaron una sorpresa bastante fea:

¡No puede ser! ¡Ha desaparecido todo! – gritaban unos y otros desesperados.

Buscaron y buscaron, pero no encontraron nada, así que tuvieron que ir a la policía a denunciar el robo.

La policía comenzó a investigar lo ocurrido y, lamentablemente, tuvieron que suspender el pasacalles.

¡Menudo chasco! ¡Este año nos quedamos sin pasacalles! – Se lamentaban todos.

La policía estuvo bastante tiempo investigando hasta que por fin descubrieron lo que había pasado.

¡Pero cómo han sido capaces! – se preguntaban los agentes de policía.

Y es que, en una casa de unos habitantes de Rocas Grandes, encontraron todo el material, disfraces y demás cosas de los participantes de Rocas Bellas. Lo habían robado todo para arruinarles el pasacalles creyendo que de esa manera ganaría el pasacalles de su pueblo.

Los propios habitantes de Rocas Grandes se enfadaron muchísimo:

El pasacalles¡Por vuestra culpa nos hemos quedado sin pasacalles y ahora los habitantes de Rocas Bellas y de Rocas Altas no nos van a perdonar! – gritaban a esos hombres los vecinos del pueblo.

La policía los detuvo y devolvieron todo al pueblo de Rocas Bellas, quienes se dieron cuenta que los únicos responsables habían sido esos hombres y que el resto del pueblo no tenía la culpa.

Así que, de manera unánime, acordaron otro día para celebrar el pasacalles y esta vez, sin personas malas y envidiosas, todo fue tan divertido como siempre.

Y… ¿Adivináis quién cagó el primer premio?
Puntuación media: 8,4 (44 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares