El osito panda
Síguenos en:

El osito panda

Edades:
A partir de 4 años
El osito panda Entre los animalitos de un zoológico en una gran ciudad vivía una familia de osos panda traídos de un país lejano.

Un domingo un grupo de niños fue a visitar el lugar dando saltos de alegría. Acompañados de sus padres y abuelos, los niños observaron tras las rejas al elefante, que les saludaba con su gran trompa. El elefante, que parecía tan solitario, enseguida se animó al ver a los niños, que le ponían nombres divertidos y le ofrecían sus golosinas.

La familia de osos panda había llegado hacía poco tiempo. Los osos se sentían un poco atemorizados ante los niños, que los miraban asombrados y querían sacarse fotos con ellos.

La pareja de osos panda tenía un solo hijo, al que el cuidador del zoológica quería muchísimo. El osito panda,que era muy juguetón y tierno, había aprendido a querer a su cuidador a los pocos días de haberlo conocido.

Pasó el tiempo y una tarde de mucho sol el cuidador sacó al osito panda a pasear con él, que le había llamado Pupi. El cuidador llevó a Pupi a pasear por los alrededores para que estuviera contento y conociera a los demás animalitos.

A Pupi le encantó un mono muy grande que tenía una cara muy graciosa y que, al verlo, le había ofrecido una banana. Pupi la comió y se pusieron a jugar, junto con el cuidador, durante toda la tarde.

Después de un buen rato jugando, a Pupi le entraron ganas de ir con su mamá, a la que estaba extrañando mucho. Entonces, el cuidador lo llevó con su familia para que descansara y para que su mamá le diera de comer. Pupi era tan pequeño que todavía necesitaba la leche de su madre.

El osito pandaPupi durmió feliz. Al día siguiente comenzaron a llegar niños, incluido un grupo de una guardería con su maestra. Los niños se divirtieron mucho al ver a Pupi, al que ofrecían sus galletitas y meriendas para alimentarlo.

Poco a poco, el osito panda se fue acostumbrando al zoológico y a recibir las visitas de los niños, aunque nunca se separaba de su papá y su mamá.
Puntuación media: 8,5 (2657 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares