El ogro tormenta
Síguenos en:

El ogro tormenta

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
El ogro tormenta En las ciudades negras de los dragones, las brujas y los ogros vivía hace mucho tiempo un gigante muy bruto y travieso. Sus poderes le permitían convertirse en rayo para asustar a los demás con su estrepitoso ruido, su fulminante luz y su espontánea aparición.

Cuando llegaba el verano era su mejor momento porque se divertía mucho asustando a los elfos cuando volvían a sus casas del trabajo.

Además le divertía mucho cuando los señores de los castillos enviaban a sus mejores magos para luchar contra él y él los recibía lanzando llamas, fuego y rayos contra ellos, quemando los pelos blancos de las barbas de los magos.
Un buen día una brujita nueva que se llamaba Melania se acercó sin ningún tipo de varita ni truco hacia el ogro y le dijo:

- Hola ogro. Vengo a conocerte.
- ¿Vienes a conocerme? – El ogro levantó su brazo y generó un viento tan fuerte que despeinó a Melania por completo.- ¿Y ahora qué? ¿Sigues queriendo conocerme? Ya ves que soy muy poderoso.
- La verdad es que me resultan muy divertidas las cosas que haces y simplemente quería conocerte. ¿Podemos ser amigos?
- ¿Amigos? ¿Qué es ser amigos? – Preguntó el ogro-.
- Ser amigos es divertirnos juntos, vivir aventuras, contarnos las cosas que nos pasan y apoyarnos cuando nos pasen cosas malas.
- ¿Quieres vivir aventuras conmigo? ¿No te doy miedo?
- La verdad es que no ogro, porque creo que haces todas esas travesuras porque no tienes amigos. Conmigo harás cosas divertidas y te olvidarás de molestar a los demás. ¿Quieres intentarlo?
Um...– contestó el ogro dubitativo – Está bien, acepto – dijo finalmente –

El ogro tormentaY así fue como la brujita Melania y el Ogro tormenta viajaron por multitud de ciudades conociendo a mucha gente, bañándose en los ríos, disfrutando de comer helados y tartas y hasta luchando contra toda clase de magos peligrosos.

Y cuando recorrieron el mundo y volvieron a la ciudad negra donde se habían conocido el ogro se dio cuenta de que era mucho más divertido usar sus poderes para hacer amigos que para hacer travesuras.
Puntuación media: 8,3 (516 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares