El cuchillo que se sentía inútil
Síguenos en:

El cuchillo que se sentía inútil

Edades:
A partir de 4 años
El cuchillo que se sentía inútil El cuchillo Cuchillito estaba cansado de quedarse siempre en el cajón. Era uno de los más antiguos de la casa y los primeros años se había sentido muy útil. ¿Para qué tenía que existir un cuchillo? Para ayudar a los humanos, para que puedan alimentarse, para que no tengan problemas a la hora de comer. Para élera un orgullo que llegará el siguiente día por la mañana y ser el seleccionado para cortar las tostadas de pan, o para partir la carne al mediodía.

Además, había mucha competitividad entre todos los cuchillos y cada vez que venía alguno nuevo al cajón de los cubiertos parecía que ya era el mejor de los cuchillos. Cuchillito no se sentí bien, porque había perdido un poco de sus puntas, de su filo y notaba que sus dueños ya no lo escogían tanto.

-¡Qué horrible es que pase el tiempo! -se lamentaba Cuchillito-. Yo quiero ser útil, que me usen y me tengan en cuenta.

En ocasiones, cuando se quedaba solo, muchas cucharas y tenedores le consolaban.

- ¡No te preocupes! Nos ha pasado a muchos, decían las viejas cucharas, ahora ya usan solo hasta las de plástico de usar y tirar ¡Es un desastre!

Pero todas esas quejas no le ayudaban y se sentía más triste. Un buen día uno,de los tenedores se acercó y le dijo:

- Mira Cuchillito, de nada sirve lamentarse. A veces hay un tiempo donde podemos ayudar en una cosa concreta y otro tiempo donde podemos servir para otra cosa. Casi igual que los humanos, ellos no hacen siempre lo mismo.

Cuchillito reflexionó y le contestó:

-El cuchillo que se sentía inútil Puede que tengas razón, no lo había pensado. Siempre creí que haría siempre lo mismo. ¿Y para que puede servir un cuchillo ya mayor sin filo y sin cortar bien?

- Vamos a pensar….

Y pensando pensando, Cuchillito y el tenedor llegaron a la conclusión de que podría servir para untar mantequilla, o un fantástico queso fundido, para partir un delicado pescado, para ayudar al tenedor como apoyo….

Cuchillito estaba muy contento, pues… ¡se sentí útil! Entendió que a veces no
podemos seguir haciendo lo mismo y que debemos de reciclarnos.
Puntuación media: 8,2 (161 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares