El conejito Lupi se va de picnic
Síguenos en:

El conejito Lupi se va de picnic

Edades:
A partir de 4 años
Valores:
El conejito Lupi se va de picnic Lupi era un conejito muy alegre que nunca había salido de la granja. En la granja Lupi tenía muchos amigos, pero nunca tenían tiempo para estar juntos, ni para jugar o para hablar de sus cosas.

Un día al conejito Lupi se le ocurrió una gran idea, que no era otra que organizar un picnic en el bosque. Muy contento por la ocurrencia, Lupi fue a contársela a todos sus amigos. Lupi fue primero a ver a la vaca Flora:

-Vaca Flora, ¿quieres venir conmigo de picnic al bosque? -preguntó Lupi.

-Déjame, conejo. Tengo mucho trabajo. No me sobra el tiempo para tonterías -contestó la vaca.

Sin desanimarse, Lupi fue a ver al caballo Valentón, a ver si con él tenía más suerte.

-Caballo Valentón, ¿quieres venir conmigo de picnic al bosque? -preguntó Lupi.

-Déjame, conejo. Tengo mucho que hacer y necesito descansar después de mi tarea -respondió el caballo.

Lupi siguió intentándolo. Fue a ver a la gallina Margarina, a la oveja Colleja e incluso al cerdo Cochinón. Pero todos rechazaron su invitación a merendar en el bosque.

-Está bien -dijo el conejo Lupi-, iré yo solo de picnic. Seguro que encuentro a alguien que quiera merendar conmigo.

Lupi preparó una cesta con zanahorias y otros vegetales, bocadillos, una tarta, bebidas y un mantel de cuadros. ¡No hay picnic que se precie sin un buen mantel de cuadros!

Lupi cogió sus cosas y se fue al bosque. Cuando llegó a un claro soleado, Lupi extendió el mantel de cuadros y colocó sobre él la merienda. Poco a poco se fueron acercando algunos animales del bosque.

Alrededor del conejito Lupi empezaron a aparecer algunos pajarillos.

-¡Qué solito estás, conejito! -dijo uno de los pájaros.

-He venido a merendar. ¿Queréis hacerme compañía? -dijo el conejito Lupi.

-¡Por supuesto! -dijeron los pajaritos.

AEl conejito Lupi se va de picnic la fiesta se unieron unos caracoles, gusanos y otros insectos. Para todos tenía Lupi merienda preparada.

Cuando terminaron de merendar, Lupi y sus nuevos amigos jugaron a muchos juegos divertidos hasta que empezó a anochecer.

-Tengo que irme, pero volveré pronto -dijo el conejito Lupi a sus nuevos amigos.

Desde entonces, una vez a la semana el conejito Lupi prepara su cesta de picnic para ir a visitar a sus nuevos amigos. Aunque siempre invita a sus compañeros de la granja, ellos nunca le acompañan. Pero al conejito Lupi no le importa. En el bosque Lupi ha formado una gran pandilla, y así tiene amigos por todas partes.
Puntuación media: 8,9 (302 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares