El Aburridor y el libro mágico de Tara
Síguenos en:

El Aburridor y el libro mágico de Tara

Edades:
A partir de 4 años
El Aburridor y el libro mágico de Tara Había una vez un ser malvado conocido como El Aburridor. El Aburridor se dedicaba a ir de casa en casa para provocar en los niños un profundo aburrimiento. Cuando El Aburridor llegaba a una casa, ningún niño se libraba de su efecto, que duraba horas.

Durante las horas que pasaban bajo el efecto del aquel malvado ser, los niños bostezaban, protestaban y daban vueltas. Algunos niños parecían auténticos zombis,

El Aburridor se iba haciendo cada vez más y más fuerte, y su hechizo cada vez más potente. Si alguien no hacía algo, el mundo corría un grave peligro.

Ese alguien era la maga Tara. Tara llevaba años buscando la manera de superar el embrujo del malvado Aburridor. Había probado todo tipo de hechizos, pócimas, filtros y ungüentos. Pero no había conseguido nada.

—No me rendiré —decía Tara cada vez que alguno de sus intentos fallaba. Pero la verdad es que cada vez le costaba más mantener la ilusión.

Hasta que un día, por casualidad, Tara se tropezó con un libro de cuentos. Tara lo miró y dijo:

—¡Eso es! ¡Un libro de cuentos!

La maga Tara sabía que un libro no sería suficiente, que no bastaría con hechizarlo para que los niños no pudieran despegar los ojos de él. Tenía que ir más allá, ser mucho más creativa para que funcionara.

Después de semanas trabajando, dejó el libro mágico en casa de un niño que había sido embrujado por El Aburridor.

El niño vio el libro, pero no le hizo mucho caso. Después de un rato, aburrido como estaba, lo cogió, simplemente por hacer algo, y lo abrió por una página cualquiera. Entonces, el libro obró su simplemente

La habitación de aquel muchacho se llenó de luz, una luz maravillosa que salía del libro. El niño miró sus páginas y, sin darse cuenta, se encontró dentro del libro.
El niño estaba tan entusiasmado que recorrió todo el lugar. En su recorrido se dio cuenta de que con el poder de su mente podía crear lo que él quisiera. Y así empezaron a aparecer dragones, caballeros, piratas y leones en una historia fantástica que el mismo lugar narraba.

El Aburridor y el libro mágico de TaraDe pronto, el niño empezó a oír una voz. Parecía su madre, así que salió del cuento.

—Mamá, no te vas a creer lo que me ha pasado —dijo el niño.

El niño se fue con su madre y el libro se quedó encima de su cama, donde solo el niño podía verlo. Y ya nunca más el aburrimiento le invadió, porque el libro salía al rescate.

Desde entonces, en todas las habitaciones del mundo hay un libro mágico. Solo hay que abrirlo para que el aburrimiento desaparezca.
Puntuación media: 9,0 (133 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares