Concurso de hechizos
Síguenos en:

Concurso de hechizos

Autor:
Edades:
A partir de 3 años
Concurso de hechizos Año tras año se celebraba el concurso de hechizos en el cual participaban todas las brujas del pueblo. Este era un evento muy, pero muy especial, todas las brujas querían participar de este concurso y se esmeraban mucho para quedar en los primeros puestos.

Tras varios años participando ese año, Thelma había tenido el honor de ser convocada como jurado. La joven bruja estaba muy emocionada y feliz de haber recibido semejante reconocimiento.

—Thelma como parte del jurado, tu tarea también será asegurar que todo sea perfecto y esté listo para la hora del concurso —dijo Maca, la bruja suprema, unos días antes de que tuviera lugar el gran evento.

—Quédese tranquila Maca, todo estará bien, estoy a cargo y sabe que soy muy responsable —respondió Thelma.

Por fin llegó el día tan esperado, era el día del concurso de hechizos. Thelma estaba muy emocionada ese día porque sería su primer día como jurado, y eso era muy importante para la carrera de cualquier bruja del pueblo. Por eso Thelma llegó al sitio muchas horas antes de lo que Maca le había pedido. Con mucho cuidado y muy prolijamente, Thelma revisó el listado de las brujas participantes del concurso, revisó que no faltará ningún ingrediente y colocó con mucho esmero cada cosa en su sitio.

Cuando Maca llegó al lugar del concurso, quedó más que satisfecha con el desempeño de Thelma. Todo era perfecto, las alas de murciélago, las patas de rana, el polvo de estrellas y la saliva de dragón, eran algunos de los ingredientes que la joven bruja había colocado prolijamente cada uno en su frasco rotulado y los había colocado al alcance de las participantes.

Una vez dado inicio al evento se presentó la primera participante.

—Hola, soy Runa, y hoy les mostraré mi hechizo para hacer una bonita lluvia de flores.

Runa mezcló unos ingredientes, pronunció unas palabras mágicas y una lluvia de flores de todos los colores y perfumes comenzó a caer sobre el público.

Todos aplaudieron con mucho entusiasmo, algunos recogieron algunas de las preciosas flores y se las guardaron.

La segunda participante subió al escenario.

—Me llamo Diana y hoy los convertiré a todos por un minuto en su animal favorito.

La bruja cerró sus ojos, apuntó sus manos al público como si estuviera deteniendo el tránsito y recitó unas palabras especiales.

De pronto todos se cubrieron de estrellas y empezaron a coger la forma de un animal. De inmediato el público estaba lleno de jirafas, elefantes, lobos, ratas, loros y monos. Al cabo de un minuto la bruja concursante volvió a decir otras palabras diferentes, y todos volvieron a su cuerpo habitual.

La tercera participante tomó su turno. Se la veía muy nerviosa y temblaba mientras subía a realizar su presentación.

—Soy Luna, y mi hechizo será convertir este pequeño ratón en una mariposa de gran tamaño y colores.

La participante hechicera comenzó a recitar unas palabras mientras preparaba una pócima. Luego junto untó la pócima en el lomo del ratón y este comenzó a convulsionar, mientras su cuerpo se comenzó a iluminarse. Algo inesperado sucedió, el pequeño ratón se transformó en un enorme dragón en lugar de una mariposa.

EConcurso de hechizosl público entró en pánico, el dragón sobrevolaba por la zona echando fuego y alaridos muy fuertes. Luna, la bruja que había hecho el hechizo, estaba muy asustada.

—Lo siento, me equivoqué de hechizo, ¿qué hago?, ¿qué hago?

Thelma que estaba en su sillón de jurado, no dudó en actuar. Rápidamente, se paró sobre el escenario y apuntando sus manos hacia el dragón, pronunció unas palabras mágicas. En apenas unos segundos el dragón comenzó a llenarse de luces de colores hasta convertirse finalmente de nuevo en el inocente ratoncito.

—Te felicito Thelma, has hecho un gran trabajo solucionando este inconveniente —dijo la bruja Maca—. A partir de hoy, gracias a esto, te nombraremos jurado fijo del concurso de hechizos.

La joven bruja Thelma estaba muy feliz con lo sucedido, ella había cumplido su labor con gran responsabilidad y además había sido capaz de solucionar un imprevisto y por ello recibió una gran recompensa.

Thelma, Maca y el resto del jurado, eligieron ganadora del concurso a Luna, porque a pesar del terrible error que cometió, su hechizo fue el que más sorprendió a todos.
Puntuación media: 8,6 (228 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares