Apolo, dios griego de la música
Síguenos en:

Apolo, dios griego de la música

Edades:
Todas las edades
Valores:
Apolo, dios griego de la música En la mitología griega clásica, Apolo era el dios de la belleza y de todo lo relacionado con ella: la música, las artes plásticas o la luz. Era hermano de Artemisa e hijo de Zeus, el rey de los dioses.

Apolo y Artemisa eran mellizos. Aunque en realidad la esposa de Zeus era Hera, la madre de estos dos hermanos fue Leto, con quien el dios más poderoso del Olimpo había engañado a su mujer. Muy enfadada, Hera envió contra la amante de su marido a la monstruosa serpiente Pitón, guardiana del santuario de Delfos. El joven Apolo, con arco y flechas, se enfrentó a ella y logró salvar a su madre. Desde ese momento, Apolo se convirtió en el guardián del oráculo de Delfos, adonde la gente iba a ver qué les deparaba el futuro.

A pesar de su fracaso, Hera seguía con la idea de vengarse de Leto así que le encargó al gigante Ticio que acabase con ella. Una vez más, Apolo, con la ayuda de su hermana Artemisa, protegió a su madre. Los mellizos derrotaron juntos al gigante y lograron que su padre Zeus le castigase encadenándolo al Tártaro, la región más profunda del infierno.

Como decimos, Apolo era el dios de la música. Siempre se le ha dibujado con gran cantidad de instrumentos pero sobre todo con la lira, instrumento de cuerda. Se la había regalado el dios Hermes, quien la había construido vaciando el caparazón de una tortuga y usando los ligamentos de un buey como cuerdas para tocar.

Apolo decía de sí mismo que era el mejor músico del mundo. Una vez, el dios Pan quiso competApolo, dios griego de la músicair con Apolo en un certamen musical. Como siempre pasaba, Apolo ganó pero el rey Midas, que estaba presente en el concurso, dudó de la victoria. Ofendido, Apolo le castigó haciendo que le creciesen dos orejas de burro en la cabeza. Otro que se atrevió a retar a Apolo fue Marsias. Con un pequeño instrumento de viento, desafió al dios de la música y le invitó a ir a un certamen musical. Apolo acabó por vencer porque, además de tocar la lira, pudo cantar y demostrar lo bonita que era su voz.
Puntuación media: 8,3 (103 votos)
Tu puntuación:
Cuentos con valores similares